Empezar …

La mejor forma es intentarlo, con la mejor de las intenciones. Podemos plantearnos un objetivo principal y varios secundarios. Por ejemplo, mejorar el descanso, aprender la relajación, experimentar la reflexión, escribir un diario, mejorar la concentración, adecuar las posturas corporales, controlar la respiración, como temas secundarios y hacerlo en varias fases; en la primera semana, encontrar un lugar y postura adecuados; en la segunda buscar el horario mejor; en la tercera, practicar la respiración; en la cuarta intentar concentranos mejor, y así sucesivamente. Prodigan los libros que explican en detalle este progreso; también hay centros, cursos, revistas, personas experimentadas, donde podemos asesorarnos.

Como objetivo principal puede ser, por ejemplo, el de mejorar nuestra vida personal. A este objetivo le hemos de dedicar un tiempo largo, planteandonos la situación actual, lo que somos, lo que hacemos, lo que pensamos, lo que sentimos, y hacia donde nos gustaría llegar; y luego ver cómo lograrlo.

Métodos y sistemas hay muchos también, desde los vinculados alguna forma religiosa, oriental casi siempre, a esotéricos, a prácticos, y personales de algun autor.

Todo es empezar … 

Anuncios
Etiquetas: ,

2 comentarios to “Empezar …”

  1. Yo empecé a meditar y lo deje. ¿Como puedo reintentarlo?. Cuesta mucho, ¿y la relajación?

  2. Amigo Damián, lo importante es seguir. Vale mas poco que nada. Vale mas una sesión de meditación incompleta y, en apariencia insatisfactoria, que ninguna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: