Relajarse : Un paso para meditar

Según el Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria de EE.UU. (NCCAM), la meditación hace referencia a una variedad de tecnicas o practicas que pretenden focalizar o controlar la atención; la mayoría, sigue diciendo esta entidad, tienen su raíz en las tradiciones religiosas o espirituales de Oriente, y han sido aplicadas por diferentes culturas a lo largo de siglos.

Es una definición muy amplia, pero este camino (expresión que me gusta más) pasa, casi inevitablemente por un aprendizaje de la relajación. Es una etapa que tal vez nos baste y sobre, en nuestra vida cotidiana de trabajo continuo y estrés, para ahondar en nosotros mismos conocer y ser felices.

La relajación es clave para lograr la traquilidad activa y el reposo continuo.

¿Qué entendemos por una tranquilidad activa?. Llevar a cabo nuestras actividades diarias, poco naturales en si mismas, de modo que nos sean lo mas leves posibles. Hablamos de los agobiantes desplazamientos al trabajo, de la presión laboral, de los sistemas sociales que hay que aceptar, etc. 

Saber relajarse en estas situaciones nos ayuda a que nos sean menos agresivas para nuestro estado general, y no nos hagan decaer progresivamente en el desánimo y la irritabilidad. Conjugamos así la actividad necesaria e incesante, con un ritmo apropiado a cada circunstancia. A este saber estar le llamaremos gráficamente, ‘Ver la vida por compartimentos’.

Esta idea es antigua. La encontramos en el Zen, en el Budismo, en el Hatha-Yoga, etc., también en occidente. Podemos simplificarla aun más de esta forma: “Vive el momento”, “´Sé consciente”, “Piensa solo en el aquí y en el ahora”. Es decir, ten la mente y el cuerpo centrado en lo que haces, en tu actividad.

La relajación es un concepto muy amplio y con muchos sinónimos: sosiego, tranquilidad, reposo, calma, serenidad, quietud, apacibilidad. El primer paso pues, es aprender a relajarse, a tener serenidad y paz interior, a estar en nuestro yo-central sin que nos determinen las circunstancias externas, como decía muy bien A. Blay, en su libro sobre relajación que os recomiendo.

Llevará su tiempo, a unos mas a otros menos, y su aprendizaje y dominio nos acompañará siempre.

¡Lástima que no nos lo enseñaran en el colegio!

En el centro mencionado habla del lugar y la postura, habría que mencionar la hora y algun detalle adicional. Pienso que la práctica diaria nos indicará la mejor solución a estos pequeños detalles

Anuncios

One Comment to “Relajarse : Un paso para meditar”

  1. creo que la contemplación cristiana es una forma de meditación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: