Archive for julio, 2008

julio 7, 2008

Mantra : Una forma sencilla de meditación

El siguiente paso es tener una plegaria, una invocación, un poema o un párrafo que contenga aquellas ideas que mas congenian con nosotros, y cuya repetición verbal forme parte importante de nuestro camino meditativo.

Aquí el abanico de posibilidades es amplísimo. Una muy bonita es La oración por la paz, atribuida a S. Francisco de Asis, tiene un caracter ecuménico por su contenido humano y universal.

Otra, que proviene de la tradición teosófica, de profundo carácter universalista es La gran invocación.

A medida que avancemos, leamos y refelexionemos, encontraremos aquél texto que se adapte mejor a nuestro modo de ser.

En este punto es interesante remarcar la diferencia entre oración y mantram. Un mantram es una palabra o frase breve que llevamos siempre con nosotros, y podemos repetir o pensar en muchas circunstancias de la vida, como bien dice Eknath Easwaran, cuyo libro, “Meditación. 8 puntos para transformar la vida”, os recomiendo.

Ghandi usaba “Rama”, y fué lo último que pronunció. En las religiones y diría que en todos los aspectos de la vida humana en general, encontramos una gran diversidad de ejemplos.

Anuncios
julio 6, 2008

Hermandad

El post de Neogurb Relatividad, me dió que pensar hace tiempo: “De igual modo, me pregunto si mis pequeños actos diarios no cambian de modo decisivo el mundo. Estoy convencido de que sí, aunque no pueda medir sus efectos. La teoría del caos: Cuando sonrío a la cajera del supermercado, al otro lado del mundo se detiene una guerra. “.

No se me ocurren otras palabras para expresar una idea antigua, eterna, cósmica, universal: que todo en el mundo está conectado, de algun modo, de alguna forma; no sabemos cómo formularlo ni definirlo, ni en qué sentido exacto, ni tampoco qué implicaciones tiene en nuestra vida diaria, aun cuando podamos intuirlo profundamente.

Por eso tomo otras palabras de John Donne, de su Meditación XVII. Me enteré de su existencia al leer en la dedicatoria del libro de Hemingway, ¿Por quien doblan las campanas?, la parte final del texto. Luego lo he visto citada en muchas obras, a Martin L. King y a Thomas Merton, entre otros que recuerde. En las bibliotecas podeís encontrar su extensa obra traducida.

Ahi va el párrafo versionado :

Ningún hombre es un isla en si mismo. Cada hombre es un pedazo de continente, una parte de la tierra. Si el mar se lleva una porción, por pequeña que sea, todo queda disminuido, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia.
La muerte de cualquier hombre me disminuye porque pertenezco a la humanidad; por eso no preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti.

Etiquetas: ,