Mantra : Una forma sencilla de meditación

El siguiente paso es tener una plegaria, una invocación, un poema o un párrafo que contenga aquellas ideas que mas congenian con nosotros, y cuya repetición verbal forme parte importante de nuestro camino meditativo.

Aquí el abanico de posibilidades es amplísimo. Una muy bonita es La oración por la paz, atribuida a S. Francisco de Asis, tiene un caracter ecuménico por su contenido humano y universal.

Otra, que proviene de la tradición teosófica, de profundo carácter universalista es La gran invocación.

A medida que avancemos, leamos y refelexionemos, encontraremos aquél texto que se adapte mejor a nuestro modo de ser.

En este punto es interesante remarcar la diferencia entre oración y mantram. Un mantram es una palabra o frase breve que llevamos siempre con nosotros, y podemos repetir o pensar en muchas circunstancias de la vida, como bien dice Eknath Easwaran, cuyo libro, “Meditación. 8 puntos para transformar la vida”, os recomiendo.

Ghandi usaba “Rama”, y fué lo último que pronunció. En las religiones y diría que en todos los aspectos de la vida humana en general, encontramos una gran diversidad de ejemplos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: