Archive for abril, 2009

abril 19, 2009

La idea de Libertad

Hoy os voy a hablar de Isaiah Berlin. Descubrí a éste pensador, figura clave en el mundo anglosajón de la postguerra, gracias a Josep; y me llamaron la atención dos cosas, su original concepto de libertad y su idea del pluralismo, ambas muy sensatas y avanzadas a su tiempo.

Si podeís, leerle. No lo encontrareis ni pesado, ni aburrido, ni complicado, sino ameno e inteligible, al revés que muchas obras de análisis filosófico y político.

Leyendo una recopilación de sus charlas, “Cuatro ensayos sobre la libertad”, en una titulada “La retirada a la ciudadela interna”, me encontré con éstos párrafos:

“El tirano me amenaza con la destrucción de mis propiedades, con la prisión, con el exilio o con la muerte de aquellos a quienes quiero. Pero si ya no me siento ligado a ninguna propiedad ni me importa estar o no en la cárcel, y si he matado en mí mismo mis afectos naturales, ya no puede dominarme, pues todo lo que ha quedado de mí ya no es sujeto de miedos o deseos empíricos. Es como si hubiera efectuado una retirada estratégica a una ciudadela interior –mi razón, mi alma, mi yo «nouménico»– que no pueden tocar, hagan lo que hagan, ni las ciegas fuerzas exteriores ni la malicia humana. Me he retirado a mí
mismo; ahí y sólo ahí, estoy seguro”

Prosigue “Esta es la tradicional auto emancipación de los ascetas y quietistas, de los estoicos o de los sabios budistas, de los hombres de diversas religiones, o de ninguna, que han huido del mundo y se han librado del yugo de la sociedad o de la opinión pública mediante un proceso de auto transformación deliberada que les permite dejar de preocuparse de todos sus valores y quedar al margen, aislados e independientes, y no vulnerables ya a sus armas “.

Aunque a Isaiah Berlin le interesa más la esfera social y política de estas ideas sobre la libertad, sobre las que intentaré volver otro día; las destaco por su vinculación a todo lo que es la interiorización personal.

La Meditación, tal y como la entiendo, es una forma de “retirarse a Uno Mismo”, para de esta forma pensar y actuar de la forma más libre posible. En ese largo camino hay que enfrentarse al desapego en una doble vertiente, la material y la afectiva; es decir la renuncia a ciertos valores para encontrar otros nuevos. Este es uno de los puntos o de las etapas que hay que pasar, como toda aventura que se precie.

Etiquetas: ,