Archive for junio, 2010

junio 12, 2010

Thich Nhat Hanh

Thich Nhat Hanh es un monje vietnamita que está considerado como la principal figura busdista después del Dalai Lama. Trabajador incasable por la Paz, fue propuesto para el premio Nobel por M. Luther King. Reside en el sur de Francia en un lugar llamado Plum Village. Ha escrito muchos libros. Os puedo recomendar, Vivir el Budismo, La muerte es una ilusión o Hacia la paz interior. Cuando leí por vez primera un libro suyo, titulado, El milagro de vivir despierto, me llamó la atención su mensaje es claro, sencillo, profundo, con el que coincidía plenamente.

Tomo prestado las siguientes palabras, tras la muerte de su madre, del libro, La muerte es una ilusión:

“Abrí la puerta y salí al exterior. La ladera estaba bañada por la luz de la luna. La colina estaba cubierta de arbustos de té y mi cabaña se hallaba detrás del templo, en medio de la ladera. Mientras paseaba por las hileras de té iluminadas por la luz de la luna, descubrí que mi madre seguía estando conmigo. Era la luz de la luna que me acariciaba como ella solía hacerlo, con una gran ternura y dulzura… ¡qué maravilloso! Cada vez que mis pies tocaban la tierra, sabía que mi madre estaba allí conmigo. Tenía el convencimiento de que ese cuerpo no era sólo mío, sino una prolongación viva del cuerpo de mi madre, de mi padre, de mis abuelos y de mis tatarabuelos, de todos mis antepasados. Aquellos pies que veía como «mis» pies eran, en realidad, «nuestros» pies. Las huellas que yo iba dejando en el húmedo suelo eran las de mi madre y las mías.”

Etiquetas: ,
junio 6, 2010

Mindfulness (II)

En la entrada anterior inicié un tema que seguirá tiempo, y que poco a poco se irá acoplando con otros.

Mindfulness en castellano se suele traducir por Atención Plena, pero ambas palabras no dan cuenta de su significado profundo. Es una de esas felices expresiones difíciles de traducir. Por un lado, el origen budista nos indica una forma de meditación, una de las más sencillas que existen; y por otro indica una forma de ser entorno a tres conceptos. Presencia, Atención y Aceptación.

Cuando descubrí, años atrás, la meditación Vipassana, cuyo núcleo es Mindfulness (La recta atención), ví que llevaba de un modo natural y sencillo a integrar la meditación en la vida cotidiana. Un gran descubrimiento. Después de años de práctica. Era tan sencillo, y estaba ahí.

La idea que os quiero transmitir, es que la meditación se ha de integrar en la vida cotidiana (sino algo falla), y debe hacernos más felices, abiertos, tolerantes, compasivos, solidarios, alegres, comprensivos, justos y tranquilos.

junio 4, 2010

15 minutos (I)

Una de las recomendaciones para meditar consiste en empezar con 15 minutos al día, cada día.

Me ha llamado la atención una charla muy interesante de Valentín Fuster sobre prevención y salud, en la que al final hablaba de las cuatro “T’s”: Time to reflect,
Talent to discover, Transmit positive y Tutoring the young.

Fijaros en el Time to reflect = Tiempo para reflexionar = Meditar. Las otras tres son muy interesantes.

Además decia que hay que dedicar 15 minutos al día a reflexionar sobre nuestra vida, la jornada, los proyectos, a ordenar nuestras ideas. Es decir, lo mismo que las antiguas tradiciones recomendaban.

(continuará)