Archive for junio, 2011

junio 30, 2011

Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (III)

En el 2007, una encuesta realizada por el NIHS en USA, reveló que el 12,7 por ciento de los adultos había hecho ejercicios de respiración profunda, el 9,4 por ciento meditación, y el 6,1 por ciento yoga. El 9,4 representa unos 20 millones de personas. Todo hace pensar que en Europa la proporción es similar. De ahí el interés de los organismos públicos de salud en determinar que valor terapeútico tienen estas prácticas.

Una de las dificultades que se encuentran los investigadores es que no hay un consenso en la definición “operativa” de la meditación. Se trata de una dinámica muy antigua, vinculada a diferentes tradiciones, cada una con una cultura propia que han creado sus escuelas y han ido evolucionando de la manera más diversa. Es lógico que existan diferentes interpretaciones. Como ya hemos comentado, incluso practicantes de la misma tradición pueden tener opiniones bastante diferentes al respecto. Esto que vale para la discusión filosófica, diría que la enriquece, no sirve para la visión científica. Este es el primer problema.

En el principal estudio realizado hasta la fecha, hay un apéndice que recoge una síntesis de las opiniones de varios expertos para establecer unos criterios comunes. La mayoría optó por tres cosas esenciales. 1. Se usa una técnica concreta, 2. relacionada con la relajación, y 3 que lleva a un estado mental autoinducido. Es muy interesante la opinión sobre la relajación, ya que en algún momento se ha identificado la meditación por sus efectos, con el método llamado “Relaxation Response”. Fue creado por Hebert Beson, cuyo libro titulado en castellano “La Relajación”, y publicado por la editorial Grijalbo, ha sido todo un éxito editorial. Si buscaís en Internet, hay colgados resúmenes de su técnica. En realidad la identificación proviene del hecho de que las constantes medibles, como la tensión arterial, temperatura de la piel, y otras, se pueden alterar a través de la relajación. Solo lo planteo, porque el tema da para mucho.

Antes de acabar quiero mencionar a un autor australiano, Ramesh Manocha, , que está en la universidad de Sidney y que tiene varias propuestas interesantes. Entre ellas una definición de meditación como “Silencio Mental” que la ha aportado a partir de sus estudios sobre el Sahaja Yoga. El próximo día hablaremos mas a fondo.
(continuará)

Anuncios
junio 28, 2011

Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (II)

Sigo con está discusión que aunque centrada en la meditación, se puede generalizar a cualquier terapia alternativa. Una de las referencias más importantes es el Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria de EE.UU. (NCCAM), a pesar de que ha recibido críticas por algunas de las propuestas que hace, sin tener una garantía científica. Pero por lo menos sirve para aglutinar una buena información de todas estas terapias; por ejemplo hay enlaces a artículos médicos, a través de Pubmed, una buena fuente a nivel mundial. Sobre la meditación dice que “es una variedad de técnicas o practicas que pretenden focalizar o controlar la atención”, la mayoría, sigue diciendo esta entidad, “tienen su raíz en las tradiciones religiosas o espirituales de Oriente, y han sido aplicadas por diferentes culturas a lo largo de siglos”. Es una definición muy genérica y amplia, bajo mi punto de vista; pero hay que reconocer la dificultad de definirla bien, precisamente uno de los autores australianos que os mencioné propone una, de la que ya os hablaré con mas detalle.

Ahora es inevitable mencionar uno de los estudios científicos más completos realizados hasta la fecha sobre la meditación. Lo publicó la Universidad de Alberta (Canadá) en 2007, por el departamento de prácticas basado en la evidencia (EPC). Se puede leer y bajar desde la página de la agencia americana AGHC (Agency for Healthcare Research and Quality), otro sitio con muy buena información sobre salud, terapias y criterios científicos. Os lo intentaré resumir. Desde el año 1973 hasta el 2007 en bases de datos como Medline, PsycInfo, Embase, y otras, hay miles de artículos científicos relacionados con la meditación. Cuando se analiza el contenido de los mismos, que figura desde el año 2000, y se cruza con conceptos como control aleatorio o doble ciego, el número queda reducido a unos pocos centenares. Por eso los autores del estudio indicado, y otros que han hecho análisis similares, hablan de que la mayoría son “estudios de baja calidad”, o de “calidad metodológica baja”.

En su conclusión dicen, “en base a la evidencia disponible no se pueden establecer conclusiones firmes sobre los efectos de la meditación en la práctica clínica”, y proponen la realización de estudios más rigurosos en el futuro. Pero eso va a llevar bastante tiempo todavía. Lo único que se puede afirmar es que la meditación ayuda a reducir el estrés, en general; y en algunos casos comprobados, ayuda a disminuir la presión sanguínea. Lo vemos en el siguiente artículo.

junio 26, 2011

Humor Terapeútico

El interesante comentario de Josep sobre la risoterapia, me recordó que en el hospital cuando escribía sobre resiliencia descubrí la Asociación Americana para el Humor Terapeútico

Logo AATH

.
Fue creada para que los profesionales de la salud se formaran y conocieran el uso del humor en la práctica clínica. Nació en 1988 y definen humor terapéutico como “cualquier intervención que promueva la salud y el bienestar estimulando el descubrimiento alegre, la apreciación o expresión de lo absurdo o lo incongruente de las situaciones de la vida”. Promueve una conferencia anual para exponer los resultados de las investigaciones más actuales, y organiza seminarios y cursos desde distintas universidades para transmitir aspectos teóricos y prácticos acerca del sentido del humor. Tienen una colección de artículos y enlaces muy interesantes.

Por supuesto el humor, la risa, la alegría son beneficiosas para la salud. No lo dudemos. Basta pensar en asociaciones como Payasos sin Fronteras, Fundación Teodora, La Sonrisa Médica, Pallasos d’Hospital y otras muchas que se dedican a mejorar el bienestar de niños, sus familias y cuidadores, tanto en zonas de guerra o deprimidas, como en hospitales, clínicas y residencias. Una iniciativa que por fortuna va en aumento.

Por cierto uno de los pioneros de este campo no fue un médico, sino un paciente, Norman Cousins, que sufría de espondilitis anquilosante, enfermedad que le provocaba gran dolor. Sus síntomas empeoraban hasta que le aconsejaron distraerse viendo comedias. Se dedicó a ver videos de ue los hermanos Marx, el Gordo y el Flaco, y otros que le ayudaron notablemente a paliar sus síntomas.

Etiquetas: , , ,
junio 22, 2011

Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (I)

El debate sobre los posibles efectos terapeúticos de la meditación en quienes lo practican es extenso e inacabado. Como ahora tengo tiempo voy a abordar el tema en profundidad. En los ratos de hospital he leído varios artículos al respecto, y me he encontrado algunos de autores australianos, que lo plantean de manera muy correcta.

En lenguaje científico se habla de “revisión crítica” de una cuestión. Tiene bastante importancia. Pensad que en la literatura científica tradicional siempre se ha tenido en cuenta. Por eso los artículos de física, matemáticas, química o biología son un tostón; por ejemplo, los que hablan de los experimentos que se realizan en el LHC. A veces hasta los artículos de divulgación cuestan un poco de seguir. Tienen dos puntos claves, centran muy bien la cuestión estudiada y luego detallan a fondo la metodología seguida. De esta manera la comunidad científica puede revisar o repetir el estudio en las mismas condiciones y verificar los resultados.

Hace tiempo que el concepto de “análisis basado en la evidencia” se extendió a las ciencias humanas y de la salud. Ello ha comportado que se revisarán muchos estudios anteriores sobre terapias y tratamientos, tanto en medicina o biomedicina, como en psicología y psiquiatría. Métodos como el doble ciego, o las pruebas con control aleatorio, hace tiempo que se han extendido y que se preconiza su uso. Desde hace algún tiempo se cuestionan a nivel científico las pruebas que no se hayan realizado siguiendo un método de control de este estilo.

Toda esta explicación es necesaria, porque había muchos estudios realizados sobre la meditación que no habían seguido los métodos indicados. Por ejemplo, muchos de los realizados con la meditación trascendental, sistema que está patentado y un curso cuesta bastante dinero por cierto, se habían hecho por investigadores relacionados de una u otra manera con esa entidad, y con practicantes convencidos de la misma; lo que ahora se pone en entredicho, como dice este investigador.

Por otra parte, hoy en día los medios de comunicación, sobretodo los digitales, enseguida se hacen eco de los estudios médicos, biomédicos, psicológicos, que suelen referirse a remedios asombrosos; y muchas veces no se tiene en cuenta, ni el contexto en que se publican, ni los detalles concretos de los mismos. Pero en esto, como en todo en la vida, hay que aplicar el sentido común.

(continuará)

Etiquetas: ,