Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (I)

El debate sobre los posibles efectos terapeúticos de la meditación en quienes lo practican es extenso e inacabado. Como ahora tengo tiempo voy a abordar el tema en profundidad. En los ratos de hospital he leído varios artículos al respecto, y me he encontrado algunos de autores australianos, que lo plantean de manera muy correcta.

En lenguaje científico se habla de “revisión crítica” de una cuestión. Tiene bastante importancia. Pensad que en la literatura científica tradicional siempre se ha tenido en cuenta. Por eso los artículos de física, matemáticas, química o biología son un tostón; por ejemplo, los que hablan de los experimentos que se realizan en el LHC. A veces hasta los artículos de divulgación cuestan un poco de seguir. Tienen dos puntos claves, centran muy bien la cuestión estudiada y luego detallan a fondo la metodología seguida. De esta manera la comunidad científica puede revisar o repetir el estudio en las mismas condiciones y verificar los resultados.

Hace tiempo que el concepto de “análisis basado en la evidencia” se extendió a las ciencias humanas y de la salud. Ello ha comportado que se revisarán muchos estudios anteriores sobre terapias y tratamientos, tanto en medicina o biomedicina, como en psicología y psiquiatría. Métodos como el doble ciego, o las pruebas con control aleatorio, hace tiempo que se han extendido y que se preconiza su uso. Desde hace algún tiempo se cuestionan a nivel científico las pruebas que no se hayan realizado siguiendo un método de control de este estilo.

Toda esta explicación es necesaria, porque había muchos estudios realizados sobre la meditación que no habían seguido los métodos indicados. Por ejemplo, muchos de los realizados con la meditación trascendental, sistema que está patentado y un curso cuesta bastante dinero por cierto, se habían hecho por investigadores relacionados de una u otra manera con esa entidad, y con practicantes convencidos de la misma; lo que ahora se pone en entredicho, como dice este investigador.

Por otra parte, hoy en día los medios de comunicación, sobretodo los digitales, enseguida se hacen eco de los estudios médicos, biomédicos, psicológicos, que suelen referirse a remedios asombrosos; y muchas veces no se tiene en cuenta, ni el contexto en que se publican, ni los detalles concretos de los mismos. Pero en esto, como en todo en la vida, hay que aplicar el sentido común.

(continuará)

Anuncios
Etiquetas: ,

3 Responses to “Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (I)”

  1. la meditaicon es terapeurica, , a mi me lo parece , tengoevidncas, sobre el aspecto terapeurtico de la risa, y tambien del canto, si de cnatar con alguine enfermo que de repente si canta se alegra , se emociona , se rie al hacerlo mal , todo eso es terapeutico, lo he experimentado con gente a la que quiero,

  2. Estoy de acuerdo contigo Josep, la meditación, la risa, el canto, tienen efectos terapeúticos, y también hablo por mi experiencia. Adonde pretendo llegar con ésta serie de artículos no es ponerlo en cuestión, sino solo aclarar la dificultad de probarlo científicamente.

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: