Sahaja Yoga

Como sabeís, la filosofía y práctica del yoga es muy antigua. Abarca una amplia variedad de escuelas, técnicas, acervos y modalidades. Algunas son bastante recientes. A partir de la idea de sahaja, la gurú Shri Mataji Nirmala Devi, desarrolló en 1970 una nueva forma de yoga que llamó “Sahaja Yoga”. Nirmala Srivastava, que así se llamaba realmente, falleció este año; en la biografía de la wikipedia se afirma que en su juventud residió en el ashram de Ghandi. No la confundaís con otra gurú, Amma, conocida por las largas y multitudinarias sesiones en las que reparte abrazos, a cualquier persona que asista y así lo desee, y que la ha hecho muy popular en occidente.

¿En qué consiste Sahaja Yoga? Es una forma sincrética. Usa la tradicional filosofía yoguica, de los Chakras o puntos de energía, y los canales, llamados Nadis, junto al despertar de la energía que se llama, Kundalini, que nace en la base de la columna vertebral, y asciende hasta el cerebro. Desde su inicio, esta forma de yoga se ha ido propagando por todo el mundo, por un movimiento de seguidores que afirman de acuerdo con la fundadora, que lo hacen sin ánimo de lucro. De hecho en su web, no tienen ningún tapujo en decir de qué va, a diferencia de la TM (meditación trascendental). Sin embargo, todo hay que decirlo, tiene sus detractores que la consideran una secta peligrosa.

El método en apariencia es muy sencillo, y está bien explicado en su web con el apoyo de videos. La técnica básica es realizar una serie de afirmaciones o mantrams, combinadas con movimientos, tipo tai-chi, según la posición de los chakras principales, junto a visualizaciones de su iconografía. El objetivo es lograr la experiencia de nirvichara samadhi o de silencio mental, y que el ejercitante consiga ir profundizando en su experiencia, y sepa usar los efectos benéficos para encontrar su equlibrio, para lo que proponen una serie de ejercicios adicionales. Se trata de un método ecléctico, basado en los ritos tradicionales, pero sencillo de realizar.

Entiendo que lo hayan utilizado para las investigaciones mencionadas por su ejecución sencilla. Es el problema que tienen los científicos para comprobar los efectos de la meditación, ¿qué método usar?, que sea inteligible, que cualquiera lo pueda practicar, y que haya instructores altruistas al alcance de la mano para aplicar los controles adecuados. En éste caso se cumplen los requisitos. Pero no creo que en unos pocos meses se logre el estado de silencio mental que se pretende. Además la tradición hinduista de los chakras, hasta donde sé, es una filosofía, no una certeza, y por tanto, entramos en el frágil mundo de las creencias colectivas y personales. También me llama la atención, la excesiva reverencia a la fundadora, y su exceso de iconografía, propio del hinduismo, pero en general no tan recargado, y su posible mediación divina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: