Meditar bajo el cielo estrellado

Ahora que estamos en verano, en el hemisferio norte, y muchos de vacaciones o inactivos, podemos disfrutar de las noches y los cielos estrellados.

Si estamos lejos de zonas urbanas, podremos ver la Vía Láctea, y disfrutar de un espectáculo eterno, diario y libre. El “Camino de Santiago” para nuestros antepasados, la “La Serpiente Tortuosa” dice la Biblia en el libro de Job. Los chinos la llamaron “Tien Ho” que viene a ser “El Río Plateado”.

Podemos ejercitar nuestra meditación con los ojos abiertos, mientras contemplamos el cielo estrellado, la Vía Láctea, el camino que llevaba de las estrellas. Contemplemos las estrellas, la luz lejana. Respiremos, hagamos Mindfulness, y cuando llevemos un rato, con la imaginación viajemos al otro extremo de ese río, de ese reflejo brillante, de la galaxia. Y desde allí, pongamos la mirada en nuestro planeta, en nuestro mundo. ¡Qué pequeña es la Tierra!.

¡Qué pequeños, diminutos, invisibles, somos los humanos!. Y todo lo que nos rodea, todo lo que hacemos, nuestra Vida, nuestra realidad. ¡Cómo cambia el panorama a esa distancia cósmica!, ¿qué es el hombre?, ¿qué es la sociedad humana?, ¿qué somos?. Solo un puntito brillante en la inmensidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: