Archive for noviembre, 2011

noviembre 30, 2011

Toma (Mahatma Gandhi)

Toma

Toma una sonrisa
y regálasela a quien
nunca la ha tenido.
Toma un rayo de sol
y hazlo volar hasta allí
donde reina la noche.
Descubre una fuente
y haz que se bañe en ella
quien vive en el fango.
Toma una lágrima
y ponla en el rostro
de quien nunca ha llorado.
Toma el valor
y ponlo en el ánimo
de quien no sabe luchar.
Descubre la vida
y cuéntasela a quien
no sabe captarla.
Toma la esperanza
y vive
en su luz.
Toma la bondad
y dásela a quien
no sabe dar.
Descubre el amor
y dáselo a conocer
al mundo.

Mahatma Gandhi

Anuncios
noviembre 21, 2011

Enseñanzas de la historia

Martin Luther King tiene un libro precioso, que ya sabeís que me encanta releer, titulado “La fuerza de Amar”. Se trata de una recopilación de algunos de sus mejores sermones, aunque no incluya el más famoso de todos, “Hoy tengo un sueño”. No sé si sabreís que en realidad esas palabras tan famosas y repetidas fueron fruto de la improvisación. Lo cuentan sus biógrafos. Fijaros que el discurso en el Capitolio tiene dos partes, una primera en tono conceptual y elaborado, y la final en un tono intuitivo y emotivo.

Pero bueno a lo que iba. En el capítulo titulado, “La muerte del mal a orillas del mar”, cuenta que el historiador Charles Beard, al ser preguntado cuales eran las enseñanzas que la historia le había aportado señaló:

“Primero, cuando los dioses quieren destruir a alguien antes lo enloquecen con el poder. Segundo, las ruedas de Dios, muelen poco a poco, pero lo reducen todo a polvo. Tercero, la abeja fertiliza la flor cuyo jugo succiona. Cuarto, cuando más negro está todo es cuando puedes ver las estrellas”.

Curiosas palabras de un historiador, ¿verdad?. Martin Luther King, añade, ” y todo mal al final, llega a su límite”.

Os dejo con éstas profundas reflexiones. Para que penseís un rato (si quereís).

Nota. La mayoría la habeís oído, pero si alguno no lo ha hecho, aquí teneís el enlace

noviembre 6, 2011

No estás deprimido, estás distraído

En julio nos dejó Facundo Cabral, vale la pena recordar su hermoso mensaje:

No estás deprimido, estás distraído, distraído de la vida que te puebla.
Distraído de la vida que te rodea: Delfines, bosques, mares, montañas, ríos.
No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano cuando en el mundo hay 5,600 millones.

Además, no es tan malo vivir solo. Yo la paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer, y gracias a la soledad me conozco; algo fundamental para vivir.

No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene 70 años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubistein interpretaba como nadie a Chopin a los 90. Sólo citar dos casos conocidos.

No estás deprimido, estás distraído, por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un sólo pelo de tu cabeza por lo tanto no puedes ser dueño de nada.

Además la vida no te quita cosas, te libera de cosas. Te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud. De la cuna a la tumba es una escuela, por eso lo que llamas problemas son lecciones. No perdiste a nadie, el que murió simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte: hay mudanza. Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Michelangelo, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas, y nos aleja por que nos hace desconfiados.

Haz sólo lo que amas y serás feliz, y el que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible. Y sin esfuerzo porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida. Dios te puso un ser humano a cargo, y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz, después podrás compartir la vida verdadera con los demás. Recuerda a Jesús: “Amarás al prójimo como a ti mismo”.

Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios; y decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición.

Además, la felicidad no es un derecho sino un deber porque si no eres feliz, estás amargando a todo el barrio. Un sólo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mando matar seis millones de hermanos judíos. Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mäller, Mozart, Chopin, Beethoven, Caraballo, Rembrandt, Velázquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas.

Y si tienes cáncer o SIDA, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas; si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto: tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas … y si le ganas, serás más humilde, más agradecido, por lo tanto, fácilmente feliz. Libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad, y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente como debe ser.

No estás deprimido, estás desocupado. Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos, y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas. Además el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medida y te darán sin medidas.

Ama hasta convertirte en lo amado, más aún hasta convertirte en el mismísimo amor. Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas, el bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso, una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que le destruyan hay millones de caricias, que alimentan la vida.

Pocas cosas tan bellas he recibido como estas palabras, que me parecen salidas no sólo de una alma buena, pero sobre todo muy humana. Ojalá y lo disfrutes tanto como yo y ojalá y todos los practiquemos. ¡A vivir se ha dicho! Y ¡Menos quejas! ¿No crees?.

Etiquetas: ,
noviembre 3, 2011

Meditación para afrontar el dolor

El diario Que publica en su edición de hoy la siguiente noticia: Un monje budista para luchar contra el dolor crónico en un hospital de Huesca.

Se trata de un experiencia que se va a llevar a cabo en el Hospital General de San Jorge, en Huesca, basada en las dinámicas alternativas, para tratar a unos 60 pacientes con dolor crónico, a partir del próximo dia 5. El monje Karma Tempa, de la comunidad religiosa, Dag Shang Kagyu, vinculada a los linajes Dagpo y Shangpa Kagyu del Budismo Vajrayana, fundada en 1984 por Kyabje Kalu Rinpoche, va a dirigir una serie de sesiones de meditación para apoyar los tratamientos.

Aunque no lo dice el artículo, es muy posible que la forma de meditación que se utilice sea la Atención Plena, como ya se ha hecho en otros paises. Como ya sabeís, desde que Jon Kabat Zin creó su dinámica MBSR, para tratar el estrés, esta técnica se ha utilizado también para tratar el dolor temporal o crónico.