Archive for diciembre, 2011

diciembre 3, 2011

El sendero (Mahatma Gandhi)

Conozco el sendero.
Es estrecho y oscuro.
Es como el filo de una espada.
Me regocijo de caminar por él.
Me lamento cuando erro su senda.
La palabra de Dios dice: “El que lucha nunca perece”.
Tengo fe ciega en esa promesa.
Por ello, aunque a
causa de mi debilidad he fallado cientos de veces,
no pierdo la fe.
(Mahatma Gandhi publicado en el diario Young India, 17-6-1926, y tomado del libro Mi Religión, página 215)

Versión original:

The Path

I know the path: it is strait and narrow.
It is like the edge of a sword.
I rejoice to walk on it.
I weep when I slip.
God’s word is:
“He who strives never perishes.”
I have implicit faith in that promise.
Though, therefore, from my weakness I fail a thousand times,
I shall not lose faith.

Anuncios
diciembre 3, 2011

Un ejercicio de meditación (II)

Si habeís practicado el último ejercicio que os propuse basado en la imaginación activa, el que hoy os explico también os gustará. Combina el mismo sistema junto a la Luna y el Agradecimiento que ya os comenté.

Empezamos con la relajación y la respiración, atención plena unos minutos. Pensar lo siguiente:

“Cuando inspiro, observo la respiración, cuando espiró me lleno de energía.”

Al cabo de unos minutos así, imaginar la Luna llena, primero como un punto pequeño, que va creciendo con cada respiración hasta llenar nuestra mente.

Cuando la veaís Plena, observad una fina lluvía de luz blanca que se deja caer sobre la cabeza.

“Cuando inspiro, observo la respiración, cuando espiró me lleno de Agradecimiento.”

Permaneced así unos minutos.

Acabad el ejercicio poniendo la mirada en el mundo, en los problemas que tiene, y bendecid a la humanidad.

Pensad en la sonrisa, como dice Matthieu Ricard.

diciembre 1, 2011

Consejos para dormir mejor

Hace poco en la sección “La Contra” de La Vanguardia, se entrevistaba a John A. Caldwell, director científico de “Fatiguescience“.

Os resumo los consejos que daba:

* Acostarte cada día a la misma hora. Ya lo decía Aristóteles que somos animales de costumbres.
* Dormir en penumbra y en silencio, o mediante tapones en los oídos, o con una fuente de ruido constante.
* Dormitorio sólo para dormir. Evitar televisores, radios, ordenadores, material de trabajo en el dormitorio.
* Pasados 20 veinte minutos de insomnio, levantarse y hacer alguna cosa
* Evitar mirar el reloj si nos despertamos de madrugada
* Evitar la fatiga y el alcohol unas horas antes de ir a dormir. No tomar café por la tarde.

Añadiría un ejercicio. Practiquemos la observación de la respiración, cada noche al irnos dormir, estemos o no cansados o fatigados, como un buen hábito, como una costumbre perpetua. Observemos la respiración, y luego pensemos que su ritmo sea sosegado, lento y profundo, como cuando nos encontramos bien, cuando estamos tranquilos El aire que entra nos tonifica, el aire que sale nos relaja. Así dormiremos mejor