Archive for ‘astronomia’

octubre 18, 2011

Elnath

Hacia tiempo que os quería contar lo del nombre de la url del blog, Elnath. Me he acordado cuando he visto las efémerides astronómicas de esta semana.

Se trata de una estrella de la constelación del Taurus. Cuando dí de alta el nombre en wordpress, se me ocurrió buscar una estrella. ¿De qué constelación. Pues me dije, de la del zodiaco que me corresponde. Aldebarán, la más destacada, ya estaba cogida como nombre. Así que probé con la siguiente, que es Elnath.

Proviene del árabe, Al Nath, “el que da topes” (*), y es una gigante azul. Ayer la Luna, pasó muy cerca de ella, desde nuestro punto de vista :-)))

(*) Cuando lo copie de la wikipedia no me dí cuenta!!. Gracias a vuestros comentarios, he visto que en algunos lugares de Sudamérica usan topetear como sinónimo de cornear. O sea que en nuestro castellano seria “el que da cornadas”, ya que seria la estrella que estaría en el cuerno del toro, y Aldebarán en el ojo.

Anuncios
septiembre 13, 2011

La Luna y el Agradecimiento

Ayer había una Luna llena preciosa. Si se os escapó, hoy teneís otra oportunidad. El cielo estaba bastante claro. Y la contaminación lumínica ha descendido, mejoras ambientales y cosas de la crisis.

Contemplar el cielo, los astros, la Luna, es maravilloso. Como dijo alguien, es un espectáculo diario, gratuito y eterno. Desde que el hombre existe, y tiene consciencia humana, lo ha tenido Ahí, todas las noches. A la humanidad, esa visión le ha despertado las más diversas emociones, asombro, humildad ante la magnitud del universo, inquietud y temor a lo incomprensible, también interés y deseo de saber, que nos ha mostrado el ínfimo lugar que ocupamos en el cosmos.

Contemplar la Luna me despierta un inefable Agradecimiento. La luz, su tenue luz, su lento, constante y elusivo movimiento, su forma cautivadora, las sombras que la cubren, su misterio perdido, su elegancia. Una imágen del devenir. Pienso en la justificación de la existencia, y en los motivos para agradecer la Vida, el Ser.

agosto 9, 2011

Meditar bajo el cielo estrellado

Ahora que estamos en verano, en el hemisferio norte, y muchos de vacaciones o inactivos, podemos disfrutar de las noches y los cielos estrellados.

Si estamos lejos de zonas urbanas, podremos ver la Vía Láctea, y disfrutar de un espectáculo eterno, diario y libre. El “Camino de Santiago” para nuestros antepasados, la “La Serpiente Tortuosa” dice la Biblia en el libro de Job. Los chinos la llamaron “Tien Ho” que viene a ser “El Río Plateado”.

Podemos ejercitar nuestra meditación con los ojos abiertos, mientras contemplamos el cielo estrellado, la Vía Láctea, el camino que llevaba de las estrellas. Contemplemos las estrellas, la luz lejana. Respiremos, hagamos Mindfulness, y cuando llevemos un rato, con la imaginación viajemos al otro extremo de ese río, de ese reflejo brillante, de la galaxia. Y desde allí, pongamos la mirada en nuestro planeta, en nuestro mundo. ¡Qué pequeña es la Tierra!.

¡Qué pequeños, diminutos, invisibles, somos los humanos!. Y todo lo que nos rodea, todo lo que hacemos, nuestra Vida, nuestra realidad. ¡Cómo cambia el panorama a esa distancia cósmica!, ¿qué es el hombre?, ¿qué es la sociedad humana?, ¿qué somos?. Solo un puntito brillante en la inmensidad.

septiembre 13, 2010

La dimensión humana

<La sonda Messenger, lanzada en 2004 por la Nasa, captó el pasado día 1, ésta imagen del conjunto Tierra-Luna, mientras orbitaba cerca de Mercurio. En la escala de distancias del sistema solar estaba a “un tiro de piedra” de nosotros.

Cuando ví esta imagen, lo primero que pensé fue lo ínfimo que es nuestro planeta a nivel planetario. Un punto de luz brillante. Nada más.
Ahí condensado.

Después reflexione sobre la realidad y pequeñez de la dimensión humana a nivel cósmico. ¿Y los individuos? ¿Y la individualidad?. Si la Tierra es un punto luminoso a esa escasa distancia a escala astronómica, un punto entre millones de millones más. ¿Qué es un hombre, un individuo?. ¿Qué somos los seres humanos?.

Etiquetas: , ,