Archive for ‘ciencia’

julio 2, 2011

Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (IV)

En el último artículo os hable de Ramesh Manocha, un investigador australiano que ha realizado estudios sobre los efectos de la meditación. Son recientes y ha seguido una metodologia correcta. Ha estudiado posibles efectos en asma, ansiedad, epilepsia, y adha (trastorno por déficit de atención). Podeís ver todos sus artículos, resumen y conclusiones en ésta web.

Por ejemplo, sobre el tratamiento del asma, explica que los resultados del grupo que siguió la meditación fueron mejores al principio que los del grupo de control que no la siguió, pero al cabo de 2 meses, no detectó diferencias. Esto es un ejemplo de buena praxis. Dice las cosas como han pasado, sin decantarse por ninguna opción. Por cierto utilizó investigadores ajenos a la técnica de meditación que seguía basada en el Sahaja Yoga, por lo que hubo que formarles, obligándose a declarar que no tenían intereses en esta práctica. Es más, estaban obligados a no obtener ningun beneficio económico por su realización.

Un hallazgo interesante, que fue lo que me llevó a conocerlo, fue la comparación de la temperatura de la piel en las manos, entre un grupo que practicaba la meditación indicada con otro que solo hacia relajación. Os pongo un diagrama con el resultado:

Mientras que en los meditadores, la temperatura bajaba con el paso del tiempo (cuadrados), en los que se relajaban subía (triángulos). Al parecer este resultado no es la primera vez que se comprueba. Tener en cuenta que el estudio se realizó siguiendo los controles aleatorios exigibles.

Lo que nos dicen estos estudios es que la meditación puede tener efectos directos en el organismo, además de ir muy bien para controlar el estrés.
(continuará)

Anuncios
junio 30, 2011

Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (III)

En el 2007, una encuesta realizada por el NIHS en USA, reveló que el 12,7 por ciento de los adultos había hecho ejercicios de respiración profunda, el 9,4 por ciento meditación, y el 6,1 por ciento yoga. El 9,4 representa unos 20 millones de personas. Todo hace pensar que en Europa la proporción es similar. De ahí el interés de los organismos públicos de salud en determinar que valor terapeútico tienen estas prácticas.

Una de las dificultades que se encuentran los investigadores es que no hay un consenso en la definición “operativa” de la meditación. Se trata de una dinámica muy antigua, vinculada a diferentes tradiciones, cada una con una cultura propia que han creado sus escuelas y han ido evolucionando de la manera más diversa. Es lógico que existan diferentes interpretaciones. Como ya hemos comentado, incluso practicantes de la misma tradición pueden tener opiniones bastante diferentes al respecto. Esto que vale para la discusión filosófica, diría que la enriquece, no sirve para la visión científica. Este es el primer problema.

En el principal estudio realizado hasta la fecha, hay un apéndice que recoge una síntesis de las opiniones de varios expertos para establecer unos criterios comunes. La mayoría optó por tres cosas esenciales. 1. Se usa una técnica concreta, 2. relacionada con la relajación, y 3 que lleva a un estado mental autoinducido. Es muy interesante la opinión sobre la relajación, ya que en algún momento se ha identificado la meditación por sus efectos, con el método llamado “Relaxation Response”. Fue creado por Hebert Beson, cuyo libro titulado en castellano “La Relajación”, y publicado por la editorial Grijalbo, ha sido todo un éxito editorial. Si buscaís en Internet, hay colgados resúmenes de su técnica. En realidad la identificación proviene del hecho de que las constantes medibles, como la tensión arterial, temperatura de la piel, y otras, se pueden alterar a través de la relajación. Solo lo planteo, porque el tema da para mucho.

Antes de acabar quiero mencionar a un autor australiano, Ramesh Manocha, , que está en la universidad de Sidney y que tiene varias propuestas interesantes. Entre ellas una definición de meditación como “Silencio Mental” que la ha aportado a partir de sus estudios sobre el Sahaja Yoga. El próximo día hablaremos mas a fondo.
(continuará)

junio 28, 2011

Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (II)

Sigo con está discusión que aunque centrada en la meditación, se puede generalizar a cualquier terapia alternativa. Una de las referencias más importantes es el Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria de EE.UU. (NCCAM), a pesar de que ha recibido críticas por algunas de las propuestas que hace, sin tener una garantía científica. Pero por lo menos sirve para aglutinar una buena información de todas estas terapias; por ejemplo hay enlaces a artículos médicos, a través de Pubmed, una buena fuente a nivel mundial. Sobre la meditación dice que “es una variedad de técnicas o practicas que pretenden focalizar o controlar la atención”, la mayoría, sigue diciendo esta entidad, “tienen su raíz en las tradiciones religiosas o espirituales de Oriente, y han sido aplicadas por diferentes culturas a lo largo de siglos”. Es una definición muy genérica y amplia, bajo mi punto de vista; pero hay que reconocer la dificultad de definirla bien, precisamente uno de los autores australianos que os mencioné propone una, de la que ya os hablaré con mas detalle.

Ahora es inevitable mencionar uno de los estudios científicos más completos realizados hasta la fecha sobre la meditación. Lo publicó la Universidad de Alberta (Canadá) en 2007, por el departamento de prácticas basado en la evidencia (EPC). Se puede leer y bajar desde la página de la agencia americana AGHC (Agency for Healthcare Research and Quality), otro sitio con muy buena información sobre salud, terapias y criterios científicos. Os lo intentaré resumir. Desde el año 1973 hasta el 2007 en bases de datos como Medline, PsycInfo, Embase, y otras, hay miles de artículos científicos relacionados con la meditación. Cuando se analiza el contenido de los mismos, que figura desde el año 2000, y se cruza con conceptos como control aleatorio o doble ciego, el número queda reducido a unos pocos centenares. Por eso los autores del estudio indicado, y otros que han hecho análisis similares, hablan de que la mayoría son “estudios de baja calidad”, o de “calidad metodológica baja”.

En su conclusión dicen, “en base a la evidencia disponible no se pueden establecer conclusiones firmes sobre los efectos de la meditación en la práctica clínica”, y proponen la realización de estudios más rigurosos en el futuro. Pero eso va a llevar bastante tiempo todavía. Lo único que se puede afirmar es que la meditación ayuda a reducir el estrés, en general; y en algunos casos comprobados, ayuda a disminuir la presión sanguínea. Lo vemos en el siguiente artículo.

junio 22, 2011

Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (I)

El debate sobre los posibles efectos terapeúticos de la meditación en quienes lo practican es extenso e inacabado. Como ahora tengo tiempo voy a abordar el tema en profundidad. En los ratos de hospital he leído varios artículos al respecto, y me he encontrado algunos de autores australianos, que lo plantean de manera muy correcta.

En lenguaje científico se habla de “revisión crítica” de una cuestión. Tiene bastante importancia. Pensad que en la literatura científica tradicional siempre se ha tenido en cuenta. Por eso los artículos de física, matemáticas, química o biología son un tostón; por ejemplo, los que hablan de los experimentos que se realizan en el LHC. A veces hasta los artículos de divulgación cuestan un poco de seguir. Tienen dos puntos claves, centran muy bien la cuestión estudiada y luego detallan a fondo la metodología seguida. De esta manera la comunidad científica puede revisar o repetir el estudio en las mismas condiciones y verificar los resultados.

Hace tiempo que el concepto de “análisis basado en la evidencia” se extendió a las ciencias humanas y de la salud. Ello ha comportado que se revisarán muchos estudios anteriores sobre terapias y tratamientos, tanto en medicina o biomedicina, como en psicología y psiquiatría. Métodos como el doble ciego, o las pruebas con control aleatorio, hace tiempo que se han extendido y que se preconiza su uso. Desde hace algún tiempo se cuestionan a nivel científico las pruebas que no se hayan realizado siguiendo un método de control de este estilo.

Toda esta explicación es necesaria, porque había muchos estudios realizados sobre la meditación que no habían seguido los métodos indicados. Por ejemplo, muchos de los realizados con la meditación trascendental, sistema que está patentado y un curso cuesta bastante dinero por cierto, se habían hecho por investigadores relacionados de una u otra manera con esa entidad, y con practicantes convencidos de la misma; lo que ahora se pone en entredicho, como dice este investigador.

Por otra parte, hoy en día los medios de comunicación, sobretodo los digitales, enseguida se hacen eco de los estudios médicos, biomédicos, psicológicos, que suelen referirse a remedios asombrosos; y muchas veces no se tiene en cuenta, ni el contexto en que se publican, ni los detalles concretos de los mismos. Pero en esto, como en todo en la vida, hay que aplicar el sentido común.

(continuará)

Etiquetas: ,
abril 2, 2011

Meditación, neuronas y cerebro

Hago referencia a un artículo publicado en el año 2004 en la revista de la PNAS, la prestigiosa academia de ciencias americana, titulado, “Los meditadores experimentados autoinducen sincronías gamma de alta amplitud durante su práctica mental“. Los experimentos se realizaron con prcaticantes de las tradiciones budistas tibetana Nyingmapa and Kagyupa. Con personas que llevababan entre 10,000 y 50,000 horas de meditación, y entre 15 y 40 años de práctica. Antes de realizar las pruebas se les pidió que se centraron en la compasión.

Uno de los autores que figura es Matthieu Ricard, sobre quien os debo un artículo (o tal vez más).

Ya sé que el artículo es farragoso. Así es la ciencia. Pero os intento traducir el resumen:

La meditación, para sus practicantes, se entiende como un proceso de familiarización con la vida mental propia que induce cambios de larga duración en la cognición y la emoción. Poco se sabe acerca de este proceso y su impacto en el cerebro. En éste artículo nos encontramos con que los practicantes budistas muy experimentados autoinducen oscilaciones electroencefalográficas de alta amplitud en la banda gamma y con una sincronía de fase durante la meditación. Estos patrones de electroencefalograma difieren de las de los controles realizados en los electrodos frontoparietal laterales. Además, la proporción de la actividad en la banda gamma (25-42 Hz) a la actividad oscilatoria lenta (4-13 Hz) es inicialmente
mayor en la línea de base de descanso antes de la meditación para los meditadores expertos que en los controles medios sobre electrodos frontoparietales. Esta diferencia aumenta considerablemente durante la meditación sobre la mayor parte de los electrodos del cuero cabelludo y sigue siendo más alta que la línea de base inicial en la línea de base postmeditation. Estos datos sugieren que el entrenamiento mental involucra mecanismos de integración temporal y puede inducir cambios neuronales a corto plazo y largo plazo.

enero 30, 2011

Meditación y sueño

Me ha llamado la atención un estudio, publicado en una revista científica de contenido abierto BBF, titulado, La meditación mejora la vigilancia psicomotriz y puede disminuir la necesidad de dormir.

El estudio fue realizado con diferentes grupos de personas, con diversa experiencia meditativa, desde noveles a expertos; éstos últimos en la India, siguiendo métodos yóguicos tradicionales.

La conclusión del artículo dice que los resultados sugieren que la meditación proporciona una mejora del redimimiento psicomotriz a corto plazo, incluso en los meditadores con pocas horas de experiencia. En los que llevan muchas más de práctica, se detecta una disminución significativa del tiempo total de sueño en comparación con otros grupos de la misma edad y sexo que no practican la meditación. Sin embargo, y con la típica prudencia científica, anotan que no se puede afirmar que la meditación pueda sustituir al sueño, hasta que se realicen más investigaciones.

El estudio es uno más de los que se están realizando sobre la meditación y sus efectos en la salud de las personas.

Etiquetas: , ,
noviembre 18, 2009

¿Quiénes somos?

Antes de seguir con el apasionante tema de la Muerte, me detengo para reflexionar sobre lo que somos en realidad. La pregunta así hecha la tomo prestada del libro, El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, de O. Sacks (tiene una página web). Me llamó poderosamente la atención el caso del hombre que no tenía memoria inmediata, que no se acordaba de nada de lo que acaba de hacer o decir, y cuyo cerebro elaboraba o recreaba versiones a las preguntas que se le hacían; ¿qué somos realmente?, se acaba preguntando Sacks, dejando la cuestión en el aire.

Eso me traslada a la cuestión de lo que significa el Tiempo. A lo que llamamos pasado o futuro, es en realidad a entidades innexistentes. Lo único que realmente existe es el momento presente, el aquí y el ahora del budismo; el antes, no existe, y el después, tampoco. Luego, ¿qué somos?, también quiere decir, ¿qué somos en el Ahora?.

El espacio-tiempo de la Teoría de la Relatividad explica los hechos que se observan en el Universo, y asimila el tiempo a una dimensión más del mismo. Pero, ¿y si nuestro Universo no fuera único?, ¿y si hubieran otros Universos?, ¿tendría el tiempo el mismo sentido o no lo tendría?…

Enlazo el tema con otro libro, que me ha influido bastante en la deriva que han tomado mis reflexiones. Es de D. Deutsch, y se llama, La estructura de la Realidad (The fabric of Reality); digno de leer, aunque no os guste ni la física, ni las matemáticas. Voy al grano de lo que os quiero contar, porque el tema da mucho de si. El hombre me convenció de que la hipótesis del multiuniverso era la mas verosímil de todas las hipótesis o interpretaciones que se han hecho sobre los extraños resultados de la física cuántica, de la que sin duda habreís oído hablar fuera de contexto, sobretodo si habeís leído o visto el famoso documental ¿Y tú que sabes?. Pero quiero dejarlo para otro día.

¿A dónde nos conduce el tema de la existencia propia, de la realidad cognoscible, del concepto de individuo?. ¿Está todo vinculado de alguna manera?. Cuando me planteo todos éstos interrogantes, el lío es monumental; existimos en un tiempo y lugar, y cuando decimos que dejamos de existir, ¿qué queremos decir?. Pero sino sé la respuesta al primer interrogante, no puedo contestar a éste último. Y cuando digo, ¿qué somos en el Ahora?, estoy diciendo ¿qué somos en el espacio-tiempo?. Luego la ciencia abraza a la filosofía, o al menos así lo veo. La ciencia solo me da algunas respuestas concretas (que pueden cambiar en función de nuevos descubrimientos), y lo tengo que vincular o basar con el resto de ideas que cubren las lagunas del pensamiento sino estaría equivocado. (Continuará)

agosto 4, 2009

Modelar la mente

Deje el tema de la acción que el pensamiento tiene sobre nuestra conducta, nuestro organismo y nuestro cerebro, un poco parado, y ahora lo quiero retomar. Me voy a centrar en uno de los mecanismos, o cómo lo veo y cómo creo que funciona

Se trata de la autosugestión; uno de los métodos más efectivos que tenemos para actuar en los aspectos mencionados. Admite diversos modos, y tiene un efecto importante en la autoestima.

Uno muy sencillo y conocido en occidente fue el método pionero del doctor Coue. La idea es repetirse : cada día que pasa y en todo momento me encuentro mejor y mejor. Efectivo.

En la wikipedia, habla de mantram; no creo que esa fuera la idea original, aunque se aproxime. Los mantram se usan de la misma forma, se repiten, se piensan, sirven para meditar; algunos tienen un origen y antigüedad considerables, y han sido usados bastante; el más conocido es el Om; la tradición habla en profundidad sobre su uso; otro conocido es Rama, la última palabra que pronunció Ghandi. Se ha advertido también sobre el mal uso o uso desmesudaro de un mantram, por ejemplo los Hare Khrisna que lo repetine incesantemente; al final que se consigue, quizás inducir un estado mental sugestionable o inconsciente, lo que no es aconsejable.

Las sugestiones, pueden ser consideradas mantrams, y al revés, los mantrams pueden ser vistos como autosugestiones; de hecho algunos psicológos occidentales lo dicen. Pienso que no es así (lo dejo para otro día).

El método Coue es así de simple. La frase a usar debe llevar un mensaje claro, coherente y breve.

Otra fórmula que suele funcionar es repetirse una sugestión mirandose al espejo; otra llevar una tarjeta plastificada con la frase que queremos aplicar (me encontré una que decía : no hemos llegado hasta aquí para rendirnos ahora) ; etc. hay muchos métodos y formas.

Para aplicarlo a la superación personal y seguir avanzando, no basta con repetirse las cosas (“dejaré de fumar”, “aprobaré el exámen”, etc), requiere ejercitar (1) la voluntad, (2) la confianza o autoestima (3) la reflexión, es decir una combinación espléndida.

Por cierto el libro original de Coue esta por ahí en inglés, pero también en castellano; si lo encontraís, decírmelo y pondré el enlace.

Etiquetas: ,
junio 2, 2009

Relajación y triple cerebro (I)

Continuo el post anterior, sobre la relación entre la idea del triple cerebro y la relajación, tal como lo veo.

Se suele decir que cuando se empieza a profundizar en uno mismo, sea a través de la relajación, de la meditación o cualquier otro camino, se hacen varios descubrimientos. Uno, el primero, es que nos damos cuenta que el cuerpo físico se puede controlar y comprender; no es un autómata que actua por reflejos condicionados a estímulos externos; incluso podemos lograr pautar la respiración a voluntad. Supongo que me entendeís; en algun libro se dice algos así (en el de Easwaran) como que percibimos que no somos nuestro cuerpo. Matizaría diciendo que no somos solo nuestro cuerpo, y que además éste puede armonizarse con nosotros.

Pienso que esta idea se enclava bien con la del triple cerebro. La parte refleja, rastro de una anterior etapa evolutiva (no tan lejana) por la que como especie hemos pasado, pasa a ser supervisada por otra mas profunda y en la que predominan las funciones superiores.

La pregunta clave es la siguiente, ¿se puede modelar el funcionamiento de nuestro cerebro?, ¿se puede conseguir que un sistema predomine sobre otro?. No dudeís en la respuesta. Es así.

Etiquetas: ,
junio 1, 2009

Los tres cerebros

La idea de los tres cerebros es de Paul MacLean, y la popularizó Carl Sagan en su programa Cosmos. Por lo que he leído y oído hay varias versiones, y las fuentes no coinciden en todo; lo que dice la wikipedia está bien resumido, pero si sabeís alguna mejor ya ne la contareís. Tiene sus seguidores y sus críticos, como todas las teorías.

En síntesis dice que nuestro cerebro es triple en realidad, debido a la evolución desde la época de los reptiles a los mamíferos. El cerebro de la primera etapa o reptil, tiene las funciones básicas para sobrevivir; los reptiles no recuerdan, no tienen conciencia de si mismos, podríamos decir que actúan por reflejos, siguiendo la misma pauta. Los mamíferos en cambio tienen funciones mas evolucionadas; han de recordar dónde dejan a sus crías por ejemplo, pues hay vínculos de dependencia fuertes, a diferencia de otrás especies en que las crías son independientes desde el momento de nacer; el recuerdo del pasado es un hecho importante y fundamental. Los mamíferos superiores, los primates y los humanos hemos desarrollado funciones y capacidades mas avanzadas; por ejemplo la imagen del individuo, la proyeccion al futuro, la capacidad de crear e imaginar, la cultura etc.

Estas tres etapas tienen su equivalente en los tres cerebros que dice esta teoría, bajo una representación neuronal en zonas o sistemas bien estructurados.

La encuentro muy interesante. No juzgo su validez científica, que le toca a las neurociencias, sino porque nos permite una comprensión de la naturaleza humana bajo la perspectiva evolucionista; somos como somos, con una conjunción de rasgos y tendencias tan contradictorias y dispares, debido a que se superponen en el cerebro sistemas neuronales con una causa y función muy diversa.

Dentro nuestro coexisten tendencias violentas, en el cerebro reptil, y creativas en el neocortex; ¿por qué predominan a veces unas u otras?, no lo sabemos con exactitud, esperemos que las investigaciones futuras lo aclaren.

¿Qué relación tiene todo ello con la relajación o la meditación?. Mucho a mi modo de ver … (continuará)

Etiquetas: ,