Archive for ‘mente’

diciembre 3, 2011

Un ejercicio de meditación (II)

Si habeís practicado el último ejercicio que os propuse basado en la imaginación activa, el que hoy os explico también os gustará. Combina el mismo sistema junto a la Luna y el Agradecimiento que ya os comenté.

Empezamos con la relajación y la respiración, atención plena unos minutos. Pensar lo siguiente:

“Cuando inspiro, observo la respiración, cuando espiró me lleno de energía.”

Al cabo de unos minutos así, imaginar la Luna llena, primero como un punto pequeño, que va creciendo con cada respiración hasta llenar nuestra mente.

Cuando la veaís Plena, observad una fina lluvía de luz blanca que se deja caer sobre la cabeza.

“Cuando inspiro, observo la respiración, cuando espiró me lleno de Agradecimiento.”

Permaneced así unos minutos.

Acabad el ejercicio poniendo la mirada en el mundo, en los problemas que tiene, y bendecid a la humanidad.

Pensad en la sonrisa, como dice Matthieu Ricard.

Anuncios
octubre 27, 2011

Cualquier momento es bueno

Me ha gustado mucho un video que me ha pasado NeoGurb. Cualquier momento es bueno para ser consciente de Uno mismo. Hoy en día, como en todas las épocas pero en los tiempos que corren con la sobredosis de información y prisas más que nunca, necesitamos esos momentos de reflexión interna, para canalizar las emociones y los pensamientos que fluyen sin cesar por la mente.

Vale la pena probarlo.

diciembre 16, 2009

Modelar la mente (II)

Un breve apunte como continuación de uno anterior. Casualmente en un programa de redes de la 2, sobre divulgación científica, oí a Rob Roser, psicólogo e investigador de la universidad de Portland que usa métodos como el yoga y la meditación para alumnos y profesores, como se dice en el video, decir lo siguiente: “podemos modelar la mente y el cerebro con nuestro comportamiento” (más o menos al final de la entrevista, sobre el minuto 28 del video).

Etiquetas: ,
noviembre 18, 2009

¿Quiénes somos?

Antes de seguir con el apasionante tema de la Muerte, me detengo para reflexionar sobre lo que somos en realidad. La pregunta así hecha la tomo prestada del libro, El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, de O. Sacks (tiene una página web). Me llamó poderosamente la atención el caso del hombre que no tenía memoria inmediata, que no se acordaba de nada de lo que acaba de hacer o decir, y cuyo cerebro elaboraba o recreaba versiones a las preguntas que se le hacían; ¿qué somos realmente?, se acaba preguntando Sacks, dejando la cuestión en el aire.

Eso me traslada a la cuestión de lo que significa el Tiempo. A lo que llamamos pasado o futuro, es en realidad a entidades innexistentes. Lo único que realmente existe es el momento presente, el aquí y el ahora del budismo; el antes, no existe, y el después, tampoco. Luego, ¿qué somos?, también quiere decir, ¿qué somos en el Ahora?.

El espacio-tiempo de la Teoría de la Relatividad explica los hechos que se observan en el Universo, y asimila el tiempo a una dimensión más del mismo. Pero, ¿y si nuestro Universo no fuera único?, ¿y si hubieran otros Universos?, ¿tendría el tiempo el mismo sentido o no lo tendría?…

Enlazo el tema con otro libro, que me ha influido bastante en la deriva que han tomado mis reflexiones. Es de D. Deutsch, y se llama, La estructura de la Realidad (The fabric of Reality); digno de leer, aunque no os guste ni la física, ni las matemáticas. Voy al grano de lo que os quiero contar, porque el tema da mucho de si. El hombre me convenció de que la hipótesis del multiuniverso era la mas verosímil de todas las hipótesis o interpretaciones que se han hecho sobre los extraños resultados de la física cuántica, de la que sin duda habreís oído hablar fuera de contexto, sobretodo si habeís leído o visto el famoso documental ¿Y tú que sabes?. Pero quiero dejarlo para otro día.

¿A dónde nos conduce el tema de la existencia propia, de la realidad cognoscible, del concepto de individuo?. ¿Está todo vinculado de alguna manera?. Cuando me planteo todos éstos interrogantes, el lío es monumental; existimos en un tiempo y lugar, y cuando decimos que dejamos de existir, ¿qué queremos decir?. Pero sino sé la respuesta al primer interrogante, no puedo contestar a éste último. Y cuando digo, ¿qué somos en el Ahora?, estoy diciendo ¿qué somos en el espacio-tiempo?. Luego la ciencia abraza a la filosofía, o al menos así lo veo. La ciencia solo me da algunas respuestas concretas (que pueden cambiar en función de nuevos descubrimientos), y lo tengo que vincular o basar con el resto de ideas que cubren las lagunas del pensamiento sino estaría equivocado. (Continuará)

noviembre 6, 2009

Representaciones sobre la Muerte (II)

Si hay algún pueblo o cultura donde las representaciones sobre la Muerte tengan su punto culminante, es sin duda en el Antiguo Egipto. Nos ha legado un gran bagaje cultural sobre la vida después de la muerte, desde El Libro de los Muertos hasta las técnicas de momificación, pasando por los monumentos funerarios. Creo que es significativo que ya tantos miles de años atrás, en el ser humano la cuestión de la muerte tuviera tanta trascendencia e implicación.

De la antiguedad también nos viene la idea de la metempsicosis, o transmigración o reencarnación. Aquí, como ya sabeís, partimos de la creencia en la supervivencia a la muerte de la conciencia individual, o alma o espíritu, con las diversas connotaciones que éstos conceptos tienen. Pero hoy en día, la filosofía de la mente cuestiona que el yo se pueda diferenciar del cerebro; es un tema interesante ya que entonces el concepto de individuo ¿está vinculado a un complejo bioquímico?, si es así, la pregunta que habría que hacernos es ¿qué sobrevive a la muerte?. ¿Nuestros recuerdos?, ¿qué recuerdos?, ¿los que hoy ya hemos olvidado?. ¿Los sentimientos?, ¿qué sentimientos?, ¿los de la infancia, los de la adolescencia, los de la vejez?. Creo que veís adonde quiero ir a parar.

La idea cristiana de la resurrección es todavía más complicada, ¿hablamos de un hecho físico?, ¿hablamos de un hecho real?, como me dijo un teólogo una vez, no todo lo real es físico, pero entonces la resurrección no sería como la imaginamos, y seria algo mas convergente hacia una transmigración.

Seguiré otro día, que el tema es complejo

Etiquetas: , ,