Posts tagged ‘Blay’

julio 25, 2011

Meditación : ¿Qué método seguir?

Es mejor seguir una práctica que no tener método, dice un adagio. Al principio es mejor dejarse guiar: leer libros, asistir a cursos, oir otras experiencias, y así, que es lo que hice en mi caso; eso nos puede ayudar a concretar nuestro método particular.

Seguir el sistema de “prueba y error”; por ejemplo, intentar un tiempo los diversos caminos del budismo-zen, y ver cómo nos sienta a nuestra idiosincrasia; de la misma forma que empezamos probando posturas, horas, duración, situaciones, elaboremos un plan de pruebas de los diferentes caminos.

El inicio puede ser complicado, cuesta ver los resultados, como en todas las tareas humanas. Mi consejo es profundizar primero en la relajación, llegar a lo que A. Blay llamaba así, “relajación profunda” y después practicar la meditación.

La propuesta que os hago es Mindfulness, basado en la meditación vipassana, una de las formas más sencillas, pero que conduce al final a estados profundos

Anuncios
enero 12, 2009

Antonio Blay

Otro autor del que ya os he hablado es Antonio Blay, a quien no llegué a conocer personalmente, aunque frecuentábamos los mismos ambientes alternativos (en el despertar de la transición), y recuerdo haber asistido a alguna reunión en la que estaba.

Para mí sus dos libros fundamentales son, “Relajación y energía”, y “Creatividad y plenitud de vida”. Es verdad que tiene una gran obra dedicada al yoga, digna de mención, y otra a la psicología transpersonal, de lectura recomendable; pero creo que en las dos indicadas, destaca su gran comprensión de los beneficios de la relajación y de la introspección personal en nuestra actual forma de vida, y además por su análisis, hecho con rigor y detalle, y su pormenorizada explicación, con un lenguaje sencillo pero profundo.

No fué el primer autor en lengua castellana que se dió cuenta del efecto terapeútico de la relajación, ni de los efectos de su uso cotidiano en la vida, pero si que ha sido el que mejor supo sintetizarlos y ayudar a trasladarlos de forma natural a nuestra ajetreada realidad social.

Etiquetas: ,