Posts tagged ‘Gandhi’

noviembre 30, 2011

Toma (Mahatma Gandhi)

Toma

Toma una sonrisa
y regálasela a quien
nunca la ha tenido.
Toma un rayo de sol
y hazlo volar hasta allí
donde reina la noche.
Descubre una fuente
y haz que se bañe en ella
quien vive en el fango.
Toma una lágrima
y ponla en el rostro
de quien nunca ha llorado.
Toma el valor
y ponlo en el ánimo
de quien no sabe luchar.
Descubre la vida
y cuéntasela a quien
no sabe captarla.
Toma la esperanza
y vive
en su luz.
Toma la bondad
y dásela a quien
no sabe dar.
Descubre el amor
y dáselo a conocer
al mundo.

Mahatma Gandhi

noviembre 21, 2010

Releyendo a Viktor Frankl

Siempre que vuelvo a ler el, Hombre en busca de sentido, me causa una honda impresión. Es una reflexión profunda, cruda, terrible y triste sobre la naturaleza humana. ¿Hasta qué punto puede la inteligencia dejarse arrastrar por la crueldad y la opresión?.

La primera vez que lo leí pensé en la imposibilidad del hombre en vencer sus pasiones. Ahora lo veo de otro modo. Cito un párrafo que nos invita a reflexionar:

“A pesar del primitivismo físico y mental imperantes a la fuerza, en la vida del campo de concentración aún era posible desarrollar una profunda vida espiritual. No cabe duda que las personas sensibles acostumbradas a una vida intelectual rica sufrieron muchísimo (su constitución era a menudo endeble), pero el daño causado a su ser íntimo fue menor: eran capaces de aislarse del terrible entorno retrotrayéndose a una vida de riqueza interior y libertad espiritual. Sólo de esta forma puede uno explicarse la paradoja aparente de que algunos prisioneros, a menudo los menos fornidos, parecían soportar mejor la vida del campo que los de naturaleza más robusta.”

V. Frankl explica como era capar de aislarse manteniendo conversaciones mentales con su mujer. Una forma de hacer meditación en sentido amplio.

La idea del centro interior va en la línea de la cita de Isaiah Berlin, que ya os había comentado, o de tantos autores que hablan del “yo interior” o de la “cámara interior”, que me gusta más.

El desasosiego existencial que nos puede provocar la incertidumbre a la amarga pregunta del principio, me lo resolvió Gandhi. Os cito a Eknath Easwaran, del libro “Tu vida es tu mensaje“, dice:

“Todos tenemos tendencia a sentirnos abatidos de vez en cuando y a preguntarnos: “¿Cómo puedo yo, un solo individuo, hacer frente a problemas como la polución y el hambre?”. La respuesta de Gandhi es simple, pero desafiante: despierta tu propia conciencia y despertarás la conciencia del mundo entero. Eso es lo que él hizo”

septiembre 9, 2008

Eknath Easwaran

En el anterior post he citado a éste autor, tiene un libro que no dejo de leer, “Meditación : Ocho puntos para transformar la vida”. Creo que es el mejor resumen de como integrar nuestro estilo de vida occidental a la meditación. Seguro que me habeís oído hablar de él.

Conjuga fuentes de diversos saberes: hinduismo, budismo, cristianismo, etc. en un maravilloso eclecticismo, cuya lectura en si misma, es recomendable. No describe técnicas, ni ejercicios, ni nada parecido a un manual; diría que es un libro para vivir mejor.

Me gusta sobretodo, la visión sorprendida y sencilla de una persona criada en una apacible aldea hindú, con la que analiza nuestra ajetreada cultura moderna. Tiene otro libro sobre la quietud, maravilloso también, pero está agotado (a lo mejor lo podeís encontrar en alguna biblioteca).

Los ocho pasos que propone son:

1- La meditación (cada día).
2- El mantram.
3- El sosiego.
4- La atención centrada en un punto.
5- El entrenamiento de los sentidos.
6- Poner primero a los semás.
7- La compañía espiritual.
8- La lectura espiritual.

En la página web de la asociciación que fundó, encontrareís mas información, además de poder recibir un boletín semanal.

julio 7, 2008

Mantra : Una forma sencilla de meditación

El siguiente paso es tener una plegaria, una invocación, un poema o un párrafo que contenga aquellas ideas que mas congenian con nosotros, y cuya repetición verbal forme parte importante de nuestro camino meditativo.

Aquí el abanico de posibilidades es amplísimo. Una muy bonita es La oración por la paz, atribuida a S. Francisco de Asis, tiene un caracter ecuménico por su contenido humano y universal.

Otra, que proviene de la tradición teosófica, de profundo carácter universalista es La gran invocación.

A medida que avancemos, leamos y refelexionemos, encontraremos aquél texto que se adapte mejor a nuestro modo de ser.

En este punto es interesante remarcar la diferencia entre oración y mantram. Un mantram es una palabra o frase breve que llevamos siempre con nosotros, y podemos repetir o pensar en muchas circunstancias de la vida, como bien dice Eknath Easwaran, cuyo libro, “Meditación. 8 puntos para transformar la vida”, os recomiendo.

Ghandi usaba “Rama”, y fué lo último que pronunció. En las religiones y diría que en todos los aspectos de la vida humana en general, encontramos una gran diversidad de ejemplos.