Posts tagged ‘terapias’

julio 21, 2011

Los efectos terapeúticos de la meditación (VI)

Para ir concluyendo esta serie, os expongo lo que considero más relevante:

¿La meditación tiene efectos positivos en los practicantes?.
Estoy seguro que si. Por un lado, porque viene avalada por miles de años de tradición, por la experiencia acumulada de muchas personas y por las enseñanzas de monjes, gurus, yoguis y tantos otros, tanto en oriente y occidente. Y por otro, porque hay estudios científicos que apuntan a que es así; aunque no sean concluyentes y deban ser proseguidos, se acumulan los indicios en ese sentido.

No se nos debe olvidar que la meditación no es aconsejable para todo el mundo. Las personas afectadas por algún trastorno psíquico o neurológico, por ejemplo, no deben practicarla. A veces una práctica mal guiada provoca un alejamiento de la realidad y de los demás. Si notamos algún efecto adverso, tenemos que dejar de meditar enseguida; y si lo vemos en algún amigo, hay que advertírselo. Todos los textos serios, avisan de que la meditación nos debe proporcionar más tolerancia, alegría, empatía e integración social. Si observamos lo contrario es que algo no marcha bien.

Es muy aconsejable antes de aprender a meditar, aprender la relajación, en su forma básica nos ayudara mucho, en especial al principio. A muchas personas diría que les ayudará más que la meditación.

Os pongo un cuadro ilustrativo extraído del amigo R. Manocha:

Es un poco discutible el orden entre Mantra-Mindfulness-Silencio Mental, tampoco hay que entender que el estres nos lleve a la depresión. Es simplemente una manera de expresarlo.

Anuncios
julio 13, 2011

Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (V)

La cuestión de fondo es, ¿disfrutan los meditadores expertos de mejor salud que el resto de la población y se puede demostrar? Entendemos por meditadores expertos, aquellos que acumulan cientos o miles de horas de práctica. Aquí hay dos cuestiones. La primera que los estudios llevados a cabo hasta la fecha, a pesar de no ser óptimos desde el punto de vista científico, se limitan a estudiar períodos de tiempo cortos. Las razones son sus costes en recursos humanos y materiales. Y la segunda, y aquí me baso en mi experiencia personal, a lo largo de los años de práctica, la forma o sistema utilizado no solo puede cambiar sino que incluso podemos llegar a experimentar diversos métodos a lo largo del tiempo.

Por otro lado la mayoría de los estudios están hechos en occidente. Hay varios motivos. La ubicación de los principales centros de investigación, por ejemplo. Otra cuestión, nada desdeñable, son los significados de espiritualidad y religiosidad. En nuestra cultura judeocristiana existe, más o menos, un consenso entendible por la mayoría de las personas sobre lo que quieren decir, en cambio en oriente, no. Hay muchas variables, no solo el lenguaje, sino la etnia y la cultura, de cada lugar, y el entorno y tradición propias. Tener en cuenta que los estudios a que me refiero, se apoyan mucho en encuestas (por ejemplo el MOS SF-36 ), y en valores estadísticos obtenidos de las mismas. Si se interpretan mal, tenemos lo que se llama sesgo o error metodológico. Por otra parte, en occidente esos valores obtenidos, se pueden contrastar con los obtenidos sobre la población en general, a través de estudios generales, cosa que en algunos países de oriente resulta imposible.

Dos puntos de análisis más. Muchos estudios analizan grupos de personas occidentales, que practican métodos de origen oriental. Por lo que podemos decir que esas prácticas han adoptado unas modalidades occidentalizadas o modificadas. Se trata de una situación de difícil valoración, sobre todo para los investigadores que desconocen los orígenes y evolución reales. Por otra parte, y ya que hablamos de occidente, hay muchos estudios que analizan la relación beneficiosa entre religiosidad y salud, dignos de mención. Por ejemplo, un estudio publicado en el 2001, en el “Journal for the scientific study of religión”, realizado con 1400 pastores presbiterianos en EU, encontró que sus patrones de salud, referidos a la normativa americana, eran en promedio muy buenos.

Etiquetas: ,
julio 2, 2011

Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (IV)

En el último artículo os hable de Ramesh Manocha, un investigador australiano que ha realizado estudios sobre los efectos de la meditación. Son recientes y ha seguido una metodologia correcta. Ha estudiado posibles efectos en asma, ansiedad, epilepsia, y adha (trastorno por déficit de atención). Podeís ver todos sus artículos, resumen y conclusiones en ésta web.

Por ejemplo, sobre el tratamiento del asma, explica que los resultados del grupo que siguió la meditación fueron mejores al principio que los del grupo de control que no la siguió, pero al cabo de 2 meses, no detectó diferencias. Esto es un ejemplo de buena praxis. Dice las cosas como han pasado, sin decantarse por ninguna opción. Por cierto utilizó investigadores ajenos a la técnica de meditación que seguía basada en el Sahaja Yoga, por lo que hubo que formarles, obligándose a declarar que no tenían intereses en esta práctica. Es más, estaban obligados a no obtener ningun beneficio económico por su realización.

Un hallazgo interesante, que fue lo que me llevó a conocerlo, fue la comparación de la temperatura de la piel en las manos, entre un grupo que practicaba la meditación indicada con otro que solo hacia relajación. Os pongo un diagrama con el resultado:

Mientras que en los meditadores, la temperatura bajaba con el paso del tiempo (cuadrados), en los que se relajaban subía (triángulos). Al parecer este resultado no es la primera vez que se comprueba. Tener en cuenta que el estudio se realizó siguiendo los controles aleatorios exigibles.

Lo que nos dicen estos estudios es que la meditación puede tener efectos directos en el organismo, además de ir muy bien para controlar el estrés.
(continuará)

junio 28, 2011

Los efectos terapeúticos de la meditaciòn (II)

Sigo con está discusión que aunque centrada en la meditación, se puede generalizar a cualquier terapia alternativa. Una de las referencias más importantes es el Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria de EE.UU. (NCCAM), a pesar de que ha recibido críticas por algunas de las propuestas que hace, sin tener una garantía científica. Pero por lo menos sirve para aglutinar una buena información de todas estas terapias; por ejemplo hay enlaces a artículos médicos, a través de Pubmed, una buena fuente a nivel mundial. Sobre la meditación dice que “es una variedad de técnicas o practicas que pretenden focalizar o controlar la atención”, la mayoría, sigue diciendo esta entidad, “tienen su raíz en las tradiciones religiosas o espirituales de Oriente, y han sido aplicadas por diferentes culturas a lo largo de siglos”. Es una definición muy genérica y amplia, bajo mi punto de vista; pero hay que reconocer la dificultad de definirla bien, precisamente uno de los autores australianos que os mencioné propone una, de la que ya os hablaré con mas detalle.

Ahora es inevitable mencionar uno de los estudios científicos más completos realizados hasta la fecha sobre la meditación. Lo publicó la Universidad de Alberta (Canadá) en 2007, por el departamento de prácticas basado en la evidencia (EPC). Se puede leer y bajar desde la página de la agencia americana AGHC (Agency for Healthcare Research and Quality), otro sitio con muy buena información sobre salud, terapias y criterios científicos. Os lo intentaré resumir. Desde el año 1973 hasta el 2007 en bases de datos como Medline, PsycInfo, Embase, y otras, hay miles de artículos científicos relacionados con la meditación. Cuando se analiza el contenido de los mismos, que figura desde el año 2000, y se cruza con conceptos como control aleatorio o doble ciego, el número queda reducido a unos pocos centenares. Por eso los autores del estudio indicado, y otros que han hecho análisis similares, hablan de que la mayoría son “estudios de baja calidad”, o de “calidad metodológica baja”.

En su conclusión dicen, “en base a la evidencia disponible no se pueden establecer conclusiones firmes sobre los efectos de la meditación en la práctica clínica”, y proponen la realización de estudios más rigurosos en el futuro. Pero eso va a llevar bastante tiempo todavía. Lo único que se puede afirmar es que la meditación ayuda a reducir el estrés, en general; y en algunos casos comprobados, ayuda a disminuir la presión sanguínea. Lo vemos en el siguiente artículo.

junio 26, 2011

Humor Terapeútico

El interesante comentario de Josep sobre la risoterapia, me recordó que en el hospital cuando escribía sobre resiliencia descubrí la Asociación Americana para el Humor Terapeútico

Logo AATH

.
Fue creada para que los profesionales de la salud se formaran y conocieran el uso del humor en la práctica clínica. Nació en 1988 y definen humor terapéutico como “cualquier intervención que promueva la salud y el bienestar estimulando el descubrimiento alegre, la apreciación o expresión de lo absurdo o lo incongruente de las situaciones de la vida”. Promueve una conferencia anual para exponer los resultados de las investigaciones más actuales, y organiza seminarios y cursos desde distintas universidades para transmitir aspectos teóricos y prácticos acerca del sentido del humor. Tienen una colección de artículos y enlaces muy interesantes.

Por supuesto el humor, la risa, la alegría son beneficiosas para la salud. No lo dudemos. Basta pensar en asociaciones como Payasos sin Fronteras, Fundación Teodora, La Sonrisa Médica, Pallasos d’Hospital y otras muchas que se dedican a mejorar el bienestar de niños, sus familias y cuidadores, tanto en zonas de guerra o deprimidas, como en hospitales, clínicas y residencias. Una iniciativa que por fortuna va en aumento.

Por cierto uno de los pioneros de este campo no fue un médico, sino un paciente, Norman Cousins, que sufría de espondilitis anquilosante, enfermedad que le provocaba gran dolor. Sus síntomas empeoraban hasta que le aconsejaron distraerse viendo comedias. Se dedicó a ver videos de ue los hermanos Marx, el Gordo y el Flaco, y otros que le ayudaron notablemente a paliar sus síntomas.

Etiquetas: , , ,
febrero 7, 2011

Meditación y Terapia

Os menciono un artículo, esta vez en castellano, que hace una revisión de la bibliografía existente entre Meditación y Terapias piscológicas. Aunque es del año 1997, y las citas son anteriores, nos da uina idea de por dónde van las investigaciones al respecto.

Se titula LA UTILIDAD DE LA MEDITACIÓN COMO MODALIDAD TERAPÉUTICA.

Dice, por ejemplo, “La meditación es un fenómeno multidimensional que puede ser útil en un marco clínico, en una variedad de formas. Está asociada con estados de relajación psicofisiológica, los cuales se ha propuesto que optimizan la eficiencia de los innumerables mecanismos intrínsecos autorreparadores del cuerpo.”

Señala también que, “Varios autores ven la utilidad de la aplicación de la meditación y el misticismo en la psicoterapia y en la psicología occidental. Por ejemplo, Carpenter escribe que la meditación y las tradiciones esotéricas tienen mucho que aportar a la psicoterapia: Delkman arguye que la psicología occidental tiene mucho que aprender de las tradiciones de las ciencias místicas, las cuales sostienen que las causas centrales del sufrimiento humano se originan en la ignorancia de nuestra verdadera naturaleza y Dubs considera que el crecimiento psicológico y espiritual están ligados, quizás secuencial y evolutivamente.”

Tenemos aquí muchos puntos para reflexionar y aprender.