Mielodisplasia (MDS)

Los síndromes mielodisplásicos son un grupo de enfermedades por las cuales la médula ósea no produce suficientes células sanguíneas sanas.

Los síndromes mielodisplásicos son un grupo de enfermedades de la sangre y la médula ósea. Normalmente, la médula ósea produce células madre sanguíneas (células inmaduras) que, con el tiempo, se convierten en células sanguíneas maduras. Una célula madre sanguínea se puede convertir en una célula madre mieloide o en una célula madre linfoide. La célula madre linfoide se convierte en un glóbulo blanco. La célula madre mieloide se convierte en uno de los tres tipos siguientes de células sanguíneas maduras:

-Glóbulos rojos, que transportan oxígeno y otros materiales a todos los tejidos del cuerpo.
-Glóbulos blancos, que combaten infecciones y enfermedades.
-Plaquetas, que ayudan a evitar el sangrado mediante la formación de coágulos de sangre.
En los síndromes mielodisplásicos, las células madre sanguíneas no maduran y no se convierten en glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas sanas. Las células sanguíneas inmaduras, llamados blastocitos, no funcionan normalmente y mueren en la médula ósea o brevemente después de ingresar en la sangre. Esto deja menos espacio para que se formen glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas sanas en la médula ósea. Cuando hay menos células sanguíneas, se pueden presentar infecciones, anemia o sangrado fácil.

Hay varios tipos de síndromes mielodisplásicos.

Los síndromes mielodisplásicos tienen un número demasiado bajo de uno o más tipos de células sanguíneas sanas en la médula ósea o la sangre. Los síndromes mielodisplásicos comprenden las siguientes enfermedades:

Anemia refractaria.
Anemia resistente al tratamiento con sideroblastos en anillo.
Anemia resistente al tratamiento con exceso de blastocitos.
Anemia resistente al tratamiento con exceso de blastocitos en transformación.
Citopenia refractaria con displasia multilinaje.
Síndrome mielodisplásico relacionado con una anomalía aislada del cromosoma del(5q).
Síndrome mielodisplásico no clasificable.

Los síndromes mielodisplásicos a menudo no producen síntomas tempranos y, algunas veces, se detectan en un análisis de sangre de rutina. Otras afecciones pueden producir los mismos síntomas. Se debe consultar con un médico si se presenta cualquiera de los siguientes problemas:

Dificultad para respirar.
Debilidad o sensación de cansancio.
Piel más pálida de lo normal.
Formación de hematomas o sangrado fácil.
Petequia (manchas planas, localizadas debajo de la piel causadas por el sangrado).
Fiebre o infecciones frecuentes.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para chequear los signos generales de salud, incluso verificar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se toman los antecedentes médicos de las enfermedades y los tratamientos anteriores del paciente.
Recuento sanguíneo completo (RSC) con diferencial: procedimiento mediante el cual se toma una muestra de sangre para verificar lo siguiente:
La cantidad de glóbulos rojos y plaquetas.
La cantidad y el tipo de glóbulos blancos.
La cantidad de hemoglobina (la proteína que transporta oxígeno) en los glóbulos rojos.
La parte de la muestra compuesta por glóbulos rojos.
Frotis de sangre periférica: procedimiento en el cual se analiza una muestra de sangre en relación con cambios en la cantidad, el tipo, la forma y el tamaño de los glóbulos blancos y la cantidad excesiva de hierro en los glóbulos rojos.
Análisis citogenético: prueba de laboratorio en la que se observan las células de una muestra de sangre o médula ósea bajo un microscopio para verificar si hay ciertos cambios en los cromosomas.
Aspiración y biopsia de la médula ósea: extracción de médula ósea, sangre y un trozo pequeño de hueso mediante la inserción de una aguja hueca en el hueso de la cadera o el esternón. Un patólogo observa la médula ósea, la sangre y el hueso bajo un microscopio para verificar si hay signos de cáncer.

Los síndromes mielodisplásicos se diagnostican de acuerdo con ciertos cambios en las células sanguíneas y la médula ósea.

Anemia refractaria. El número de glóbulos rojos en la sangre es demasiado bajo y el paciente padece de anemia. La cantidad de glóbulos blancos y plaquetas es normal.

Anemia refractaria con sideroblastos en anillo. El número de glóbulos rojos en la sangre es demasiado bajo y el paciente padece de anemia. Los glóbulos rojos tienen demasiado hierro. La cantidad de glóbulos blancos y plaquetas es normal.

Anemia refractaria con exceso de blastocitos. El número de glóbulos rojos en la sangre es demasiado bajo y el paciente padece de anemia. Entre 5% y 19% de las células en la médula ósea son blastocitos y hay un número normal de blastocitos en la sangre. También se pueden presentar cambios en los glóbulos blancos y las plaquetas. La anemia refractaria con exceso de blastocitos puede evolucionar y convertirse en leucemia mieloide aguda. Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Tratamiento de la leucemia mieloide aguda en adultos. 3

Anemia refractaria con exceso de blastocitos en transformación. El número de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas en la sangre es demasiado bajo y el paciente padece de anemia. Entre 20% y 30% de las células de la médula ósea son blastocitos y más de 5% de las células de la sangre son blastocitos. La anemia refractaria con exceso de blastocitos en transformación a veces se llama leucemia mieloide aguda.

Citopenia refractaria con displasia multilinaje. El número de por lo menos dos tipos de blastocitos es demasiado bajo. Menos de 5% de las células de la médula ósea son blastocitos y menos de 1% de las células de la sangre son blastocitos. Si los glóbulos rojos están afectados, pueden tener una cantidad extra de hierro. La citopenia refractaria puede evolucionar y convertirse en leucemia aguda.

Síndrome mielodisplásico relacionado con una anomalía aislada del cromosoma del(5q). El número de glóbulos rojos en la sangre es demasiado bajo y el paciente padece de anemia. Menos de 5% de las células de la médula ósea y la sangre son blastocitos. Hay un cambio específico en el cromosoma.

Síndrome mielodisplásico no clasificable. La cantidad de un tipo de células sanguíneas es demasiado baja. El número de blastocitos en la médula ósea y la sangre es normal, y la enfermedad no es una de los otros síndromes mielodisplásicos.

Lista de Enlaces
1 http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/mds-mpd/Patient
2 http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/trastornosmieloproliferativos/Pat
ient
3 http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/leucemia-mieloide-adultos/Patient
4 http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/sindromemielodisplasico/patient/print

Asociaciones

Fundación MDS
Tiene su sede en EU. Es muy activa. Su página web contiene amplia información para los pacientes y familiares, alguna de ella en español.
Envia un boletin donde reseñan los avances, informa de tratamientos y soporte familiar
http://www.mds-foundation.org/

The Aplastic Anemia and MDS International Foundation
También en EU. Con mucha información, casi toda en ingles. Realiza un congreso anual, charlas informativas que se pueden seguir por la web
http://www.aamds.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: