Archive for diciembre, 2009

diciembre 17, 2009

¿Quiénes somos? (II)

No sé si os confundo con tantos temas abiertos. Pero, en el fondo, ¿nos somos caminos abiertos que no se acaban nunca?. Sigo con el de la cuestión de ¿quiénes somos?, o sea de la naturaleza humana. Primero os comento lecturas. Un par en concreto. Una de Steven Pinker La tabla rasa, si no lo quereís leer aquí teneís una reseña; su punto de vista es el de la psicología evolucionista. Lo leí porque me había gustado otro suyo, Cómo funciona la mente, que me costó mas de leer, y que está rodeado de controversia; ambos textos son densos, completos y bien elaborados, puedes estar o no de acuerdo con él, pero vale la pena leer alguno si tienes tiempo. Otra lectura interesante, es de Jesus Mosterin, supongo que lo conoceís más por el País; tiene uno titulado la naturaleza humana, que es muy descriptivo, detallado y fácil de leer (lo que es de agradecer) donde trata muchos temas, con amplias referencias, citas y curiosidades. Os lo recomiendo si quereís introduciros en esta profunda cuestión.

Pero os anticipo que ni uno ni otro satisfarán el deseo de obtener una respuesta a la pregunta. No la hay. Pero nos ayudan a comprender mejor lo que somos. Es una aproximación a través de la psicología, la filosofia o la biologia, al igual que puede haber otra a través de la física cuántica o la neurología. Hay que ir sumando enfoques. Faltarán algunos, la visión estética, la cómica(¿por qué no?), la religiosa, la esotérica, etc. cuantas más haya mejor. Esa es mi recomendación. No os quedeís con una en concreto, por muy buena que sea, o por muy completa que la creaís.

Estamos en un laberinto, y hay dos formas de salir. Buscar hasta encontrar la salida, al alcance de muy pocos, o buscar un atajo. También nos podemos conformar y quedarnos dentro. Pero si elegimos el atajo, elegimos algo que nos causará dolor. Y no lo digo yo, lo han dicho otros con anterioridad. (continuará)

Anuncios
diciembre 16, 2009

Modelar la mente (II)

Un breve apunte como continuación de uno anterior. Casualmente en un programa de redes de la 2, sobre divulgación científica, oí a Rob Roser, psicólogo e investigador de la universidad de Portland que usa métodos como el yoga y la meditación para alumnos y profesores, como se dice en el video, decir lo siguiente: “podemos modelar la mente y el cerebro con nuestro comportamiento” (más o menos al final de la entrevista, sobre el minuto 28 del video).

Etiquetas: ,
diciembre 2, 2009

Sungazing (II)

Prosigo con el fascinante tema del Sungazing. Hace tiempo leí en un libro de T. Khun sobre la revolución copernicana (¡qué vicio el de leer!) lo siguiente :
La identificación simbólica del sol con Dios está presente en la literatura y arte del Renacimiento. Un ejemplo es el “Liber de sole” de Marsilio Ficino, autor neoplatónico del siglo XV: “Nada revela más plenamente la naturaleza del Bien [que es Dios] que la luz del sol … El Bien se esparze a si mismo por todo lugar endulzando y seduciendo a todas las cosas. No actua por obligación sino por el amor que lo acompaña. Este amor atrae de tal forma a todo objeto que acaban por abrazar libremente el Bien …”

Copérnico se apoya en esa tradición para argumentar su cosmologia, donde el sol es el centro del Universo “En verdad algunos le han llamado la pupila del mundo, otros el Espíritu del mundo, otros, por fin, su Rector. Trimegisto le llama el Dios visible; la Electra de Sófocles, el omnividente. De este modo, el sol, como reposando sobre un trono real gobierna la familia de los astros que le circundan”. Y Kepler dice, “.. volvemos al sol que, en virtud de su dignidad y poder, es el único ser al que parece convenir el papel de digna morada del propio Dios …”

Está resumido, para no aburriros. Por cierto Marsilio Ficino vuelve a estar de moda, se han reeditado sus cartas, y en algunas webs esotéricas se le menciona mucho.

Solo añadir, que los descubrimentos astrónomicos, el desarrollo de la ciencia, la pérdida de peso del neoplatonismo, hacen que éste simbolismo pìerda protagonismo en la filosofía y posteriormente se relegue a algunos escritores; pero podeís ver que nuestra tradición occidental no es ajena al mismo. En el esoterismo y creencias asociadas se mantiene vivo, como en una presentación que me pasó MGB.

Mi propuesta de sungazing es más simple, asistir a la salida y puesta de sol como un reencuentro con la naturaleza, el ciclo cotidiano de la vida, origen y fin de cada día; es fácil hacerlo ahora en invierno, incluso en la oficina. Otro tema es como entrelazarla con la meditación si lo usamos como imagen integradora, lo dejo para otro día.