Archive for ‘Budismo’

diciembre 3, 2011

Un ejercicio de meditación (II)

Si habeís practicado el último ejercicio que os propuse basado en la imaginación activa, el que hoy os explico también os gustará. Combina el mismo sistema junto a la Luna y el Agradecimiento que ya os comenté.

Empezamos con la relajación y la respiración, atención plena unos minutos. Pensar lo siguiente:

“Cuando inspiro, observo la respiración, cuando espiró me lleno de energía.”

Al cabo de unos minutos así, imaginar la Luna llena, primero como un punto pequeño, que va creciendo con cada respiración hasta llenar nuestra mente.

Cuando la veaís Plena, observad una fina lluvía de luz blanca que se deja caer sobre la cabeza.

“Cuando inspiro, observo la respiración, cuando espiró me lleno de Agradecimiento.”

Permaneced así unos minutos.

Acabad el ejercicio poniendo la mirada en el mundo, en los problemas que tiene, y bendecid a la humanidad.

Pensad en la sonrisa, como dice Matthieu Ricard.

Anuncios
septiembre 17, 2011

Un ejercicio de meditación

Hoy os propongo un ejercicio de meditación usando lo que los psicólogos, y en especial C.Jung llaman la “imaginación activa“. Aunque lo aplican a los sueños, se puede extender al estado de meditación. De hecho no es nada nuevo. En el sutra Amitabha, uno de los más antiguos, como señala el mismo Jung en su libro, “Simbología del Espíritu”, el relato del propio Buda gira entorno a ese concepto. Y en nuestra tradición occidental, los ejercicios espirituales de S. Ignacio en su versión original (creo que esta de google lo es, os recomiendo leerla con una visión actual, os sorprenderá), también usan en parte la misma idea.

En mi opinión, basándome en mi experiencia, hay que usarlos con preacución. La imaginación activa es un poco más difícl de controlar que por ejemplo la respiración o las emociones, mientras se medita. Cuando uno está seguro en la meditación, ha experimentado bastante, ha pasado por altibajos, ha reelaborado su práctica, o ha tenido que dejarla por algún motivo, creo que es el momento de usarlos.

El ejercicio empieza con la relajación y la respiración, atención plena unos 10 minutos. Una vez centrados, ponemos la mente en algún lugar que nos traiga un buen recuerdo, una paisaje, el bosque por ejemplo. Imaginemos que paseamos por él, sintamos el verdor, los arbustos, los árboles, el olor de las flores, el sonido de los pájaros, el crujir de la hierba bajo nuestros pies, las ramas que nos rozan al caminar, los tenues rayos de luz que se iluminan las hojas altas. Nuestro paseo nos lleva a una planicie alta, una perspectiva lejana, un horizonte ilimitado, muy a lo lejos el mar, o tal vez un lago, y en ese momento sentimos que despierta el amanecer, un sol brillante, que se eleva sobre todo lo que existe, poco a poco, cada vez más luminoso, todo a nuestro alrededor recibe su energía, y nos llega a nosotros, la sentimos en nuestra mente, en nuestro cuerpo. Proyectemos esa energía hacia nuestro entorno, objetos, personas, acciones, pensamientos, deseos. Finalmente agradezcamos a nuestro concepto personal de lo sagrado la plenitud en la que nos encontramos.

La duración total del ejercicio debe ser unos veinte minutos. Intentad que no se prolongue más. Finaliza de la misma manera que una meditación normal, mirando la respiración, y percibiendo el lugar en el que nos encontramos, el asiento, la habitación, la ventana, antes de abrir los ojos. Lo podeís hacer 5 días seguidos, y después una vez por semana, durante un mes. Con el tiempo, lo podeís repetir ocasionalmente.

abril 2, 2011

Meditación, neuronas y cerebro

Hago referencia a un artículo publicado en el año 2004 en la revista de la PNAS, la prestigiosa academia de ciencias americana, titulado, “Los meditadores experimentados autoinducen sincronías gamma de alta amplitud durante su práctica mental“. Los experimentos se realizaron con prcaticantes de las tradiciones budistas tibetana Nyingmapa and Kagyupa. Con personas que llevababan entre 10,000 y 50,000 horas de meditación, y entre 15 y 40 años de práctica. Antes de realizar las pruebas se les pidió que se centraron en la compasión.

Uno de los autores que figura es Matthieu Ricard, sobre quien os debo un artículo (o tal vez más).

Ya sé que el artículo es farragoso. Así es la ciencia. Pero os intento traducir el resumen:

La meditación, para sus practicantes, se entiende como un proceso de familiarización con la vida mental propia que induce cambios de larga duración en la cognición y la emoción. Poco se sabe acerca de este proceso y su impacto en el cerebro. En éste artículo nos encontramos con que los practicantes budistas muy experimentados autoinducen oscilaciones electroencefalográficas de alta amplitud en la banda gamma y con una sincronía de fase durante la meditación. Estos patrones de electroencefalograma difieren de las de los controles realizados en los electrodos frontoparietal laterales. Además, la proporción de la actividad en la banda gamma (25-42 Hz) a la actividad oscilatoria lenta (4-13 Hz) es inicialmente
mayor en la línea de base de descanso antes de la meditación para los meditadores expertos que en los controles medios sobre electrodos frontoparietales. Esta diferencia aumenta considerablemente durante la meditación sobre la mayor parte de los electrodos del cuero cabelludo y sigue siendo más alta que la línea de base inicial en la línea de base postmeditation. Estos datos sugieren que el entrenamiento mental involucra mecanismos de integración temporal y puede inducir cambios neuronales a corto plazo y largo plazo.

marzo 22, 2011

Sonrisa y Meditación

Una imágen que siempre me ha llamado la atención en la iconografía budista, es el rostro del Buda en meditación con una dulce y tranquila sonrisa. Sonreír transmite sosiego y alegría. Al sonreir se nos muda el rostro, los músculos de la cara se relajan, y transmite al resto del cuerpo la misma sensación.

Se que en la iconografia occidental hay también representaciones que trasmiten el mismo mensaje. No recuerdo dónde lo ví o leí, pero hay recopilatorios sobre el tema. Si sabeís de alguna, enviarme el enlace. Sin embargo, nuestros templos adolecen de imágenes apacibles y sonrientes, más bien abundan la seriedad y el dramatismo.

Leí hace tiempo que al paracticar la meditación intentáramos mantener una sonrisa o media sonrisa en toda la práctica. De ésta forma al final la llevamos incorporada a nuestro interior. Desde entonces lo he practicado.

Las imágenes que he colgado proceden de templos budista de Birmania, y agradezco a Montse Carrión su gentileza al enviármelas.

Etiquetas: , ,
agosto 20, 2010

Las cinco prácticas de Thich Nhat Hanh

Continuo con un post anterior sobre la lectura del libro Vivir el Budismo de Thich Nhat Hanh.

Os transcribo las propuestas que realiza sobre LAS CINCO PRÁCTICAS
DE LA ATENCIÓN PLENA

Reverencia por la Vida
Consciente del sufrimiento causado por la destrucción de la vida, me comprometo a cultivar la compasión y a aprender formas de proteger la vida de las personas, animales, y minerales. Tomo la firme determinación de no matar,no dejar que otros maten y no tolerar ningún acto mortal en el mundo, ni en mi pensamiento ni en mi forma de vivir.

Generosidad
Consciente del sufrimiento causado por la explotación, la injusticia social, el robo y la opresión, me comprometo a cultivar la benevolencia y a aprender formas de trabajar por el bienestar de las personas, animales, plantas y minerales. Practicaré la generosidad compartiendo mi tiempo, energía y recursos materiales con aquéllos que están necesitados. Tomo la firme determinación de no robar y no poseer nada que pertenezca a otros. Respetaré la propiedad de los demás, pero impediré que otros se aprovechen del sufrimiento humano o del sufrimiento de otras especies de la Tierra.

Responsabilidad sexual
Consciente del sufrimiento causado por la conducta sexual irresponsable, me comprometo a cultivar la responsabilidad y aprender formas de proteger la seguridad e integridad de los individuos, las parejas y la sociedad. Tomo la firme determinación de no implicarme en relaciones sexuales sin amor y un compromiso a largo plazo. A fin de preservar mi propia felicidad y la de los demás, tomo la firme determinación de respetar mis compromisos y los de los demás. Haré todo lo que esté n mi mano para proteger a los niños de abusos sexuales y para evitar que parejas y familias se rompan a causa de una conducta sexual irresponsable.

Escucha profunda y palabra afectuosa
Consciente del sufrimiento causado por hablar inconscientemente y por la incapacidad de escuchar a los demás, me comprometo a cultivar las palabras afectuosas y la escucha proprofunda a fin de aportar alegría y felicidad a los demás y aliviar su sufrimiento. Sabiendo que las palabras pueden crear felicidad o sufrimiento, tomo la firme determinación de hablar sinceramente con palabras que inspiren autoconfianza, alegría y esperanza. No propagaré rumores cuya veracidad de desconozca, ni criticaré o condenaré cosas de las que no esté seguro. Me abstendré de pronunciar palabras que puedan causar división o discordia o que puedan provocar la ruptura de la familia o la comunidad. Me esforzaré al máximo para reconciliar y resolver todos los conflictos, por pequeños que sean.

Dieta para una sociedad plenamente conscienteConsciente del sufrimiento causado por el consume irreflexivo, me comprometo a cultivar una buena salud. Tanto física como mental, para mí, mi familia y la sociedad,
practicando un modo de comer, de beber y de consumir conscientemente. Ingeriré únicamente productos que preveserven la paz, el bienestar y el gozo en mi cuerpo, en mi ciencia y en el cuerpo colectivo y la conciencia de mi familia y la sociedad. Tomo la firme determinación de no consumir alcohol ni ninguna otra sustancia intoxicante, ni ingerir alimentos u otros productos que contengan toxinas, como ciertos programas de televisión, revistas, libros, películas y conversaciones. Soy consciente de que dañar mi cuerpo conciencia con esos venenos es traicionar a mis antepasados: a mis padres, a mi sociedad y a las generaciones futuras. Me esforzaré por tansformar la violencia, el miedo, la ira y la confusión en mí mismo y en la sociedad, practicando una dieta por mi bien y por el bien de la sociedad. Comprendo que una dieta adecuada es fundamental para la autotransformación y para la transformación de la sociedad.

****

Son cinco principios para llevar consigo mismo

julio 8, 2010

El Óctuple Sendero

Se cuenta que Buda en el sermón de Benares, tras su iluminación expuso las Cuatro Nobles Verdades, y el Óctuple Sendero:
Las Cuatro Nobles Verdades son
1. La primera es dukkha, la naturaleza de la vida es sufrimiento.
2. La segunda es el origen de dukkha, el deseo o “sed de vivir” acompañado de todas las pasiones y apegos.
3. La tercera es la cesación de dukkha, alcanzar el Nirvana, la Verdad absoluta, la Realidad última.
4. La cuarta es el Sendero que conduce al cese del sufrimiento y a la experiencia del Nirvana.

El Óctuple Sendero

1. Recta Comprensión
2. Recto Pensamiento
3. Recta Palabra
4. Recta Acción
5. Recta Ocupación
6. Recto Esfuerzo
7. Recta Atención = Mindfulness
8. Recta Concentración

El punto 7 es lo que se tradujo en el s. XIX por Mindfulness