Archive for febrero, 2009

febrero 21, 2009

Estudios científicos y Meditación (III)

Otro estudio interesante sobre los efectos terapeúticos de la Meditación, aplicación cada vez mas extendida (recordad el NCCAM americano), lo ha recogido la página Tendencias21.

Dice el artículo, “científicos de la Universidad de Emory y del Hospital V.A. de Atlanta han sometido a voluntarios diagnosticados con trastorno de estrés postraumático a entrenamientos en técnicas de atención y ejercicios de respiración, como medio de reducción de sus síntomas psicológicos”, y más adelante, “Estas técnicas les permiten cultivar la atención en la respiración, volver sobre sus sentimientos dolorosos, y desarrollar en sus mentes un espacio de tranquilidad, incluso ante situaciones que les generen estrés. Según Street, más de doscientos centros médicos de Estados Unidos ofrecen actualmente programas de reducción del estrés basados en la meditación.”

Aunque de una forma básica, en este estudio usan tres principios de la meditación: concentración, relajación e introspección, con objeto de mejorar el estado general de las personas. Es uno de los beneficios más notorios.

Con el tiempo se van acumulando pequeñas evidencias que demuestran la capacidad de transformación que la Meditación tiene en los seres humanos. Los científicos, poco a poco van descubriendo los mecanismos neurológicos asociados a este proceso, que avalan el carácter profundo y universal de la Meditación.

Anuncios
Etiquetas: ,
febrero 3, 2009

Los tres consejos

Cuento sufí de Farid Attar del siglo XIII

Se cuenta que una vez, un cazador atrapó un pájaro en el bosque. Éste le dijo, “si me dejas libre, te daré tres consejos”. El hombre no estaba seguro, y el pajaro le dijo, “el primero te lo daré en tu mano, el segundo cuando me sueltes, y el tercero, después”. El cazador aceptó.

El pájaro le dijo, “si pierdes algo, sea lo que sea, no sientas pesar”. El cazador, lo soltó, y posado en una rama le dijo, “nunca creas nada que contradiga tu razón sin tener pruebas”. Por último, alejándose le dijo, “Oh, desafortunado, dentro de mí hay dos joyas valiosas que hubieran sido tuyas”.

El hombre angustiado por esa posesión perdida dijo, “al menos, díme tu último consejo”.

Entonces el pájaro le dijo, “qué tontería, pedir otro consejo sin reflexionar sobre los anteriores”, “primero te dije que no te lamentaras por la pérdida, luego que no creyeras nada contrario a la razón, y resulta que estás haciendo ambas cosas”.

Y concluyó, “piensa, dentro de mí no caben dos joyas; te lamentas de haber perdido algo absurdo”, “permanece pues dentro de las restricciones habituales impuestas al hombre”

Etiquetas: